La higiene en los centros sociosanitarios es un arma básica para prevenir las infecciones nosocomiales y va desde la higiene de los pacientes hasta el tratamiento de los residuos.

 

El principal temor en los centros sociosanitarios, geriátricos o residencias para la tercera edad son las infecciones nosocomiales. Y aunque es imposible erradicarlas, varios estudios demuestran que la higiene ayuda a reducirlas considerablemente.

A continuación, repasaremos algunos puntos básicos para la higiene en los centros sociosanitarios o residencias para la tercera edad.

 

Higiene del personal técnico sanitario

El personal encargado del cuidado de los pacientes debe prestar especial atención en el uso de Equipos de Protección Individual como, por ejemplo, los guantes. Éstos deben reemplazarse después del tratamiento de pacientes infecciosos o siempre que se sospeche que están contaminados.

La higiene de manos también debe ser una práctica constante y siempre se llevará a cabo con agua y jabón. Gojo Mild Antimicrobial es una buena opción ya que, además de ser efectivo contra los microbios, no contiene agentes perfumantes ni colorantes, evitando así las irritaciones de la piel.

El gel desinfectante Purell es un buen complemento al lavado de las manos, pero nunca lo utilizaremos como sustituto a esta práctica. En este artículo te explicamos qué lo diferencia de otros antisépticos para las manos.

Y para completar la higiene de manos, no puede faltar la crema Hand Medic, un acondicionador para la piel que además de reparar el desgaste tras múltiples lavados, actúa como protector contra agentes externos.

 

Higiene del paciente encamado

Si bien es cierto que la higiene del adulto encamado ha evolucionado mucho en las últimas décadas, aún sigue siendo un punto crítico en los geriátricos o centros sociosanitarios.

Será el grado de autonomía de cada paciente el que determinará si la higiene se lleva a cabo mediante ducha geriátrica o si se lava al paciente directamente en la cama.

Para esta última opción existen soluciones innovadoras como, por ejemplo, las esponjas jabonosas, que hacen más cómoda la tarea del personal técnico sanitario y menos desagradable la experiencia de los pacientes.

Además, también existen toallitas impregnadas y especialmente diseñadas para la higiene del adulto encamado que aportan un plus de hidratación tras su uso.

 

Tratamientos contra la contaminación odorífera

La contaminación odorífera es una problemática bastante común en los centros sociosanitarios y, aunque muchos lo piensen, la solución para combatirla no son los ambientadores.

Microdor es un desodorizante que, gracias a su composición activa de enzimas naturales desintegra los malos olores, en vez de enmascararlos como hacen los ambientadores.

Muchas veces, la contaminación odorífera es provocada por residuos de carácter biológico. Supersorb facilita su recogida, ya que solidifica los residuos líquidos y semilíquidos. Además, al estar compuesto también en base a enzimas, acaba con las partículas malolientes y evita que éstas se dispersen por el ambiente.

Recogida y tratamiento de residuos

 

La selección de residuos en los centros sociosanitarios es especialmente importante para evitar problemas de contaminación cruzada.

Para ello, además de diferenciar, como es habitual, entre plásticos, vidrios, papel y restos orgánicos, dispondremos de bolsas especiales para depositar los residuos sanitarios no específicos.

Éstas son las llamadas bolsas GII, que cuentan con una resistencia superior y están especialmente homologadas para la recogida de los residuos sanitarios no específicos.

¿Qué podemos desechar en estas bolsas? Desde material de curas como, gasas, apósitos o tiritas, hasta guantes, pañales o empapadores, entre otros.

Además de disponer de bolsas GII es aconsejable que las papeleras o contenedores que se utilicen cuenten con tapa y pedal para un uso más higiénico.

Tratamiento de la ropa hospitalaria

La ropa derivada de la actividad en los centros sociosanitarios también es comúnmente conocida como ropa hospitalaria y debe seleccionarse y manipularse correctamente para garantizar que, tras finalizar el proceso vuelve limpia al punto de partida.

La manipulación de la roba es un paso especialmente delicado, ya que los gérmenes acostumbran a adherirse sobre el tejido y es en ese momento cuando salen disparados.

Los carros de lavandería de diferentes colores ayudan a separar la ropa sucia según su tipología o riesgo. Además, al contener tapa, mantienen la ropa aislada hasta que ésta llega a su destino.

En esta infografía podrás ver el código de colores recomendado para la selección de la ropa sucia y qué prendas incluye cada grupo.

Material de limpieza para los centros sociosanitarios

Las mopas, cubos o cepillos son elementos transversales para la limpieza de cualquier espacio. Pero también existen productos específicos que pueden hacer la limpieza de los centros sociosanitarios más cómoda.

Por ejemplo, el recogedor B-Fly es un conjunto de haragán con bolsa de basura incorporada para la recogida de líquidos y sólidos sobre superficies lisas.

Por otra parte, los paños de tejido no tejido son más aconsejables que las bayetas de microfibra debido a su gran capacidad de arrastre, absorción y bajo desprendimiento.

Y para la aplicación de los detergentes y desinfectantes podemos apostar por el sistema Dosely, que integrado en el carro de limpieza, permite la impregnación de los paños de limpieza accionando una palanca.

Químicos para la limpieza y la desinfección

Por lo que respecta a los limpiadores, utilizaremos productos alcalinos para restos grasos y productos ácidos para eliminar incrustaciones.

La desinfección siempre debe ser posterior a la limpieza y se llevará a cabo con desinfectantes de nivel bajo y medio, reservando los de alto nivel para utillaje.

En este caso, es importante que los productos elegidos cuenten con el Registro DES, que garantiza que el desinfectante en cuestión es apto para ser utilizado en entornos sanitarios.

En este artículo mostramos qué desinfectante elegir en función de su composición. En sanidad siempre evitaremos los antisépticos para desinfectar superficies y apostaremos por desinfectantes clorados.

Si quieres conocer las últimas novedades sobre la higiene en los centros sociosanitarios puedes suscribirte a nuestra newsletter.

Share This