La higiene del adulto encamado ayuda a prevenir problemas de salud y contribuye al bienestar de los pacientes.

 

La higiene del adulto encamado es una práctica muy habitual en centros sociosanitarios, residencias para la tercera edad u hospitales.

Además de cubrir una necesidad básica, esta acción contribuye a prevenir problemas de salud de los pacientes y mejorar su bienestar.

En esta guía repasaremos los principales aspectos a tener en cuenta para la higiene del adulto encamado.

 

 

Preparación para la higiene del adulto encamado

 

Varios estudios demuestran que la higiene del adulto encamado tiene efectos directos en la autoestima de los pacientes.

Afortunadamente, la acción de lavar a los pacientes encamados ha evolucionado mucho al cabo de los años, como también lo ha hecho la oferta de productos disponible.

Aún así, es importante que los profesionales que vayan a llevar a cabo la higiene del adulto encamado cuenten con la formación necesaria y que empleen en el proceso productos de fácil aplicación y respetuosos con la piel de los pacientes.

papelmatic-higiene-profesional-guia-higiene-adulto-encamado-formacion-profesional

¿Qué productos se necesitan para la higiene del adulto encamado?

 

 

Como comentábamos en el punto anterior, con el paso de los años han aparecido productos alternativos a los recipientes con agua y jabón y a los paños tradicionales.

La aparición de esponjas jabonosas o paños impregnados no solo facilitan la labor de los profesionales a la hora de lavar a los pacientes, sino que también tienen en cuenta el cuidado de la piel, estando compuestos muchos de ellos con materiales e ingredientes respetuosos con la dermis.

Además del material necesario para la higiene de los pacientes, también deberá proveerse a los profesionales o cuidadores de equipos de protección individual.

 

 

¿Cómo debe ser la higiene del adulto encamado?

 

En el proceso de la higiene en cama es tan importante el lavado como el secado, que nos ayudará a prevenir irritaciones en la piel u otras afectaciones.

El uso de paños impregnados desechables o esponjas jabonosas es beneficioso porque evita tener que cambiar el agua del recipiente constantemente y asegura unos mayores niveles de higiene.

En total, se recomienda que el proceso de aseo no dure más de 15 minutos. Y al finalizar es importante proceder también al cambio de la ropa de cama.

papelmatic-higiene-profesional-guia-higiene-adulto-encamado-cambio-sabanas

Si quieres conocer nuestra oferta de productos para la higiene del adulto encamado puedes escribirnos a través de nuestro formulario de contacto.  

Share This