El eliminador de residuos orgánicos Supersorb solidifica los residuos en estado líquido o semi líquido y facilita su recogida.

 

En las escuelas, hospitales o centros sociosanitarios es bastante frecuente que se generen residuos de carácter orgánico o biológico como, por ejemplo, vómitos u orina.

Estos residuos suelen ser de los más desagradables de eliminar para los operarios y, normalmente, requieren una actuación rápida para evitar el contacto con los alumnos o el personal docente del centro. 

Para su eliminación, recomendamos productos específicos como Supersorb, un producto biotecnológico y compuesto a base de microorganismos naturales que elimina los residuos de carácter biológico.

Supersorb es eficaz en la absorción y desodorización de residuos orgánicos y biológicos como, por ejemplo, sangre, vómitos, orina…, de manera que puede aplicarse en múltiples sectores. 

A continuación, exponemos las ventajas de este eliminador absorbente de residuos orgánicos.

 

Bajos niveles de toxicidad

 

Supersorb es un producto en forma de arena blanquecina compuesto a partir de microorganismos naturales. Es por ello que, a diferencia de otros productos para la eliminación de residuos orgánicos, contiene unos niveles de toxicidad muy bajos.

Este hecho es positivo tanto para los profesionales que lo aplican como para los usuarios del espacio. En el caso de las escuelas o los ámbitos sanitarios, nos encontramos ante un público muy susceptible a posibles inhalaciones.

Con Supersorb evitamos riesgos innecesarios y mejoramos el bienestar de alumnos y pacientes.

Trabajo más cómodo para los operarios de limpieza

 

Supersorb destaca especialmente por su formato y por la manera en cómo actúa sobre los residuos orgánicos. 

Al presentarse en forma de arena, absorbe y seca los residuos sin necesidad de tener que frotar o contaminar con fluidos el material de limpieza (escobas, recogedores), evitando así, además, los riesgos de contaminación cruzada.

Pasados unos minutos, el personal encargado de la limpieza solamente tiene que recoger los residuos biológicos ya solidificados y desintegrados al mezclarse con Supersorb con una escoba o cepillo. De esta manera, se agilizan los tiempos de limpieza.

Control de los malos olores y acción perfumante

 

Los residuos orgánicos se caracterizan, precisamente, por desprender olores desagradables que, en ocasiones, son difíciles de controlar con los ambientadores convencionales.

 Durante su aplicación, Supersorb desprende una serie de agentes perfumantes que ayudan a controlar la emisión de malos olores y dejan un aroma agradable en el ambiente.

También podemos utilizarlo de forma complementaria junto a su primo hermano, el eliminador de olores Microdor.

Si quieres probar este eliminador de residuos orgánicos en tu escuela o centro educativo, ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros expertos te asesorará. 

Share This