Seguir unas pautas de limpieza y desinfección en colegios es esencial para garantizar la seguridad y el bienestar de los usuarios. 

 

La limpieza en los colegios es tomada a menudo como algo secundario.  

Y, aunque no es ni de lejos comparable a la limpieza que se lleva a cabo en un hospital, también es importante garantizar la seguridad de los usuarios que, en cortas edades, son más susceptibles ante posibles contagios. 

A continuación, diferenciamos los diversos espacios de un colegio y damos una serie de pautas para la limpieza de cada uno de ellos. 

 

Limpieza en las aulas y zonas comunes de colegios 

 

Las aulas o clases de los colegios son los espacios donde alumnos y docentes pasan mayor parte del tiempo. Para mantener unos niveles de higiene óptimos debemos: 

 

  • Eliminar la suciedad sobre todas las superficies (verticales y horizontales), podemos servirnos de la ayuda de mopas específicas o cepillos especialmente preparados para estos fines. 
  • Aplicar una limpieza en húmedo y desinfección con la ayuda de paños de tejido no tejido para garantizar un mayor arrastre de las partículas. 
  • Prestar especial atención a las superficies más usadas como, por ejemplo, pupitres, manetas de las puertas, sillas… Pero no descuidar ventanas, radiadores… Ya que son grandes focos de gérmenes. 
  • La contaminación odorífera es bastante común en los colegios. Para su prevención, podemos usar ambientadores, mientras que para su erradicación emplearemos productos desodorizantes como, por ejemplo, Microdor. 

 

Limpieza en las cocinas de colegios 

 

Las zonas que están en contacto con alimentos son especialmente susceptibles ya que, la contaminación de éstos podría tener consecuencias fatales para los consumidores. 

Por ello, es importante no solamente seguir el protocolo específico de limpieza y desinfección, sino también aplicar los productos adecuados. 

 

  • Los productos químicos empleados, ya sean detergentes o desinfectes, deben ser inodoros. Así, los olores no se mezclan con los alimentos. 
  • Para los desinfectantes el Registro HA es una obligación. Así garantizamos la inocuidad de los alimentos. 
  • Los Equipos de Protección Individual como, por ejemplo, guantes, gorros o delantales, deben ser de color azul para detectar a simple vista si quedan restos de alimentos. 
  • La higiene de manos es esencial para evitar la contaminación cruzada. 

 

Limpieza en los baños de colegios 

 

En los baños de un colegio no solamente debe prestarse atención a la limpieza, sino también a todas aquellas opciones que se ponen al alcance de los usuarios para preservar la higiene (jabones, papel higiénico, dispensadores…). 

 

  • Los dispensadores Katrin Inclusive son especialmente recomendados para colegios por su diseño atractivo y accesibilidad. Además, incluyen textos en braille para un uso inclusivo. 
  • El papel para el secado de las manos se posiciona como la medida más higiénica, por delante de los secadores de aire. 
  • Las cargas de jabón en espuma accionadas por dispensadores automáticos minimizan los riesgos de que se produzca contaminación cruzada.
  • El papel higiénico en formato industrial espacia los tiempos de reposición y maximiza la disponibilidad de producto. 

     

Como norma transversal a todos los espacios, la definición de un código de colores para la limpieza en colegios ayuda a garantizar los máximos niveles de higiene y a minimizar riesgos. 

Share This