La higiene del material ortopédico es una acción muy necesaria para prevenir las infecciones nosocomiales en los centros sociosanitarios.

 

La Covid-19 supone una amenaza para la seguridad y la salud de los pacientes en las residencias para la tercera edad y los centros sociosanitarios.

Por ello, muchos de estos centros han tomado medidas extraordinarias relacionadas con la limpieza y la desinfección de los espacios y las superficies de mayor contacto.

Es bien sabido que las manos son el medio de transporte preferido de virus y bacterias. Por esto motivo, cuando no las higienizamos, estamos incrementando el riesgo de contaminar todo lo que tocamos, hecho que, en las residencias y los centros sociosanitarios se traduce en un mayor riesgo de que se produzcan infecciones nosocomiales.

A continuación, hablamos de la importancia de limitar el contacto con las superficies en estos centros y de la necesidad de controlar la higiene del material ortopédico, en concreto.

 

 

¿Qué objetos se consideran material ortopédico?

 

El material ortopédico son todos aquellos objetos que se usan como apoyo a la movilidad para personas que, de forma puntual o crónica, presentan una discapacidad en alguna parte del cuerpo.

Los aparatos ortopédicos pueden presentar diferentes formas y tamaños y son válidos para diferentes funcionalidades. Podemos encontrar desde plantillas para los pies hasta sillas de ruedas.

En el caso de los centros sociosanitarios o residencias para la tercera edad, el material ortopédico más común son las sillas de ruedas, los caminadores o las muletas.

Material ortopédico

¿Qué necesitamos para la higiene del material ortopédico?

 

 

Para la higiene de elementos como, por ejemplo, una silla de ruedas, un caminador o una muleta, necesitaremos un detergente, un desinfectante y paños o bayetas limpios.

El detergente, que será el primer producto que se aplicará, deberá ser preferiblemente neutro para evitar la corrosión u oxidación de las superficies más delicadas.

En el caso del desinfectante, éste deberá estar compuesto en base a alcohol o hipoclorito sódico y deberá estar certificado como virucida para asegurar su eficacia contra el SARS-CoV-2.

Por último, necesitaremos paños o bayetas para aplicar ambos productos y para el posterior secado. Los paños de tejido no tejido son especialmente indicados para la higiene en los centros sociosanitarios por su gran capacidad de arrastre y bajo desprendimiento de las fibras.

En Papelmatic disponemos de una gama propia de productos de tejido no tejido: Tissfil. Nuestros productos de TNT están disponibles en diferentes acabados y formatos para adaptarse a las necesidades de cada entorno.

¿Cada cuánto tiempo debe realizarse la higiene del material ortopédico?

 

Por norma general, se limpiarán y desinfectarán las sillas de ruedas, caminadores y muletas diariamente.

Sin embargo, existen una serie de circunstancias en las que la higiene del material ortopédico debe intensificarse. Por ejemplo, se higienizará en caso de traslado de un centro médico a otro o en caso de salir fuera del entorno habitual.

Aunque se recomienda que el uso del material ortopédico sea individual para cada paciente, en ocasiones, es inevitable que se compartan sillas de ruedas y andadores o que pasen de un paciente a otro. Siempre que esto ocurra debemos limpiar y desinfectar las superficies.

Cuando realizar higiene al material ortopédico

¿Cómo debe ser la higiene del material ortopédico?

 

 

Como ocurre con cualquier otra superficie, por lo que se refiere a la higiene, el orden de los factores sí altera el producto. Así, limpiaremos siempre antes de desinfectar. En este artículo te explicamos por qué el orden de ambas acciones es tan importante.

Las sillas de ruedas, caminadores, muletas y otros elementos ortopédicos se higienizarán con un detergente y un desinfectante que debe actuar, como mínimo, 15 minutos.

Durante la higiene del material ortopédico prestaremos especial atención a las superficies de mayor contacto como, por ejemplo, las ruedas, los reposabrazos o las empuñaduras.

Para evitar el deterioro de estos objetos y asegurar una higiene correcta, nos aseguraremos de aclarar bien las superficies con agua limpia y secarlas posteriormente con un paño limpio.

Evita el uso de sprays o aerosoles, ya que hacen que los microorganismos que pueda haber sobre las superficies salgan disparados. En su lugar, usa detergentes o desinfectantes en botella o ayúdate de sistemas profesionales de impregnación como, por ejemplo, Dosely.

En Papelmatic disponemos de los productos necesarios para la higiene del material de limpieza ortopédico y de los centros sociosanitarios en general. 

¿Quieres recibir una oferta personalizada y adaptada a tus necesidades? Contacta con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.

Share This