El material de limpieza desechable frena la transmisión de los microorganismos entre superficies y personas y reduce el riesgo de contagios.

 

 

En artículos anteriores hemos repasado cuáles son los mejores productos químicos o las mejores técnicas de limpieza para frenar el avance del virus SARS-CoV-2, el principal responsable de la Covid-19.

Siempre que pensamos en la desinfección o la eliminación de microorganismos, lo primero que nos viene a la cabeza son los productos químicos. ¿Pero qué ocurre con el material empleado para la limpieza y la aplicación de estos químicos?

La elección de los utensilios más adecuados también juega un papel clave a la hora de reducir contagios.

 

 

¿Por qué es importante que el material de limpieza sea desechable?

 

 

La primera norma para prevenir contagios mediante el material de limpieza es garantizar que éste se encuentre en unas condiciones impecables.

En otros artículos hemos mencionado que el material de limpieza es susceptible de ser una fuente de contaminación si éste no se mantiene en unas condiciones higiénicas óptimas.

Los utensilios desechables son, por tanto, los productos que ofrecen mayores garantías, ya que una vez se “contaminan”, son desechados.

 

 

Mopas desechables para la limpieza del suelo

Las mopas desechables son indicadas para entornos críticos como, por ejemplo, las UCIs o los quirófanos. Aunque también pueden ser usadas en otros ámbitos.

Posibilitan la limpieza de los suelos tanto en húmedo como en seco y toleran todo tipo de detergentes y desinfectantes.

Se adhieren a la estructura de la mopa mediante un sistema de velcro, bolsillo o pellizco, de forma que es sencillo reemplazar cada unidad por otra nueva.

Paños de tejido no tejido para la limpieza de las superficies

Los paños de tejido no tejido destacan frente a otros materiales como la microfibra o el algodón por su gran capacidad de arrastre y absorción.

Una de sus principales características es que no desprenden pelusa durante su uso, optimizando aún más los resultados de limpieza.

El TNT actúa, además, como barrera microbiana. Aunque existen opciones lavables, en este caso, apostamos por el tejido no tejido desechable.

Equipos de Protección Individual para mayor seguridad

La situación desencadenada por el Covid-19 ha complicado el acceso a guantes, mascarillas o monos de carácter desechable debido a la alta demanda.

Desde Papelmatic apoyamos el desarrollo de nuevas alternativas que tienen como finalidad proteger a los profesionales ante esta difícil situación. No obstante, insistimos en que los EPIs desechables son siempre la opción más segura.

Eso sí, para que mascarillas, guantes o monos sean efectivos, es importante que hagamos un uso correcto de los mismos desde su colocación hasta su retirada.

 

Menaje desechable para el servicio de comidas

El uso de cubiertos, platos o vasos desechables es positivo por tres razones. La primera, elimina la necesidad de tener que lavar todos estos artículos después de su uso.

La segunda, el uso de menaje ecológico (madera, papel, bioplásticos, etc.) cumple con la nueva normativa relativa al plástico.

La tercera, reduce considerablemente el riesgo de contagio. Al no reutilizar estos productos, en caso de contaminarse, se imposibilita la transmisión.

Reemplazo de las bolsas de residuos

La práctica de reutilizar las bolsas de residuos mediante su vaciado es más habitual de lo que pensamos.

Sin embargo, no debemos olvidar que el material que desechamos en una bolsa de residuos, la mayoría de las veces, contiene microorganismos patógenos que, a su vez, se adhieren a la superficie de la bolsa.

Por ello, se recomienda cerrar las bolsas de residuos después de su uso y reemplazarlas por otras nuevas.

Los hospitales y otras infraestructuras sanitarias requieren bolsas específicas para la recogida de residuos de carácter especial.

Share This