Además de la higiene de manos, una correcta limpieza y desinfección de las superficies ayudan a minimizar los contagios provocados por el Covid-19.

 

 

Hasta el momento, la crisis sanitaria provocada por el Covid-19 nos deja muchas lecciones, sobre todo en materia de higiene.

Y es que ante un virus del que poco se conoce todavía, la higiene personal, así como la limpieza y desinfección de los espacios se convierten en nuestras mejores aliadas.

A continuación, repasamos algunas de las recomendaciones brindadas por la OMS para una limpieza y desinfección que nos ayuden a frenar los contagios provocados por el Covid-19.

 

Desinfección de las superficies con hipoclorito sódico

Actualmente, se desconoce cuánto tiempo exactamente es capaz de vivir el Covid-19 sobre una superficie. Pero para prevenir contagios se recomienda desinfectar las superficies a menudo.

¿Cómo? Con una solución de hipoclorito de sodio al 0,5%. Por lo que respecta a los hospitales y demás instalaciones sanitarias, los protocolos están muy bien definidos.

Pero en el resto de espacios deben considerarse todas las superficies, no solo las horizontales, sino también las verticales.

Desinfección de objetos con alcohol etílico

Por lo que respecta a los elementos más pequeños, como es el caso de un termómetro, el volante de un vehículo o un mando a distancia, emplearemos alcohol etílico al 70%.

Recordemos que el uso de antisépticos está totalmente desaconsejado, ya que estos productos están especialmente diseñados para la piel y si se aplican en otras superficies pueden provocar que las micropartículas se adhieran con mayor facilidad.

En cuanto a la frecuencia, es importante desinfectar estos elementos antes y después de su uso.

Limpieza y desinfección de textiles

La ropa también es un posible alojamiento para el Covid-19. Por ello, intensificaremos el lavado de textiles, que comprenden desde la ropa de cama, pasando por toallas y uniformes hasta nuestra propia vestimenta.

¿Cómo? Con un lavado a máquina con una temperatura de entre 60-90 ºC y un detergente adecuado.

En cuanto a la frecuencia, se aconseja que la limpieza se realice diariamente, siempre que se de un paciente de alta (en el caso de instalaciones sanitarias) o cuando se sospeche de contaminación.

Limpieza y desinfección de los baños

 

 

Los baños acostumbran a ser espacios con una alta carga bacteriana de por sí, pero cuando se trata de lugares públicos o muy concurridos esta tendencia se intensifica.

Para su limpieza y desinfección emplearemos un detergente, lo aclararemos con agua y, posteriormente, aplicaremos un desinfectante en base de hipoclorito sódico al 0,5%.

La frecuencia de la limpieza y la desinfección de los baños será diaria y se intensificará, siempre que se considere necesario.

Equipos de Protección Individual durante la limpieza

Se recomienda el uso de guantes para la limpieza de cualquier espacio. En caso de que exista contagio en el entorno que se va a limpiar y desinfectar se añadirán también batas o monos desechables para la protección corporal y mascarillas faciales.

En este artículo repasamos algunos de los Equipos de Protección Individual necesarios para la higiene.

Recordemos que estos productos, además de hacer más seguras las tareas de limpieza, mejoran el bienestar de los trabajadores, previniendo reacciones cutáneas o intoxicaciones.

Paños de tejido no tejido para una mayor higiene

El tejido no tejido se forma a partir de la unión de diferentes fibras mediante procedimientos químicos, térmicos o mecánicos y ofrece una gran capacidad de arrastre y bajo desprendimiento durante la limpieza.

Esto reduce considerablemente los tiempos empleados en la limpieza, ya que con una sola pasada, arrastramos una mayor cantidad de microorganismos de la que arrastraríamos con una bayeta convencional.

Además, el uso de paños de TNT minimiza los riesgos de contaminación cruzada, ya que la cantidad de fibras desprendidas del paño es mínima.

La higiene de manos, clave en cualquier momento

Últimamente estamos oyendo hablar más de lo habitual sobre la importancia de lavar nuestras manos o desinfectarlas con productos antisépticos.

Al ser las manos las principales transmisoras de gérmenes, mediante esta acción evitamos que éstos se traspasen de una superficie a otra.

En esta guía sobre la higiene de manos repasamos todos los puntos necesarios para que el proceso sea eficaz.

También puedes descargar nuestra infografía basada en los consejos de la OMS para prevenir contagios víricos como es el caso del Covid-19.

Recordemos que evitar contagios también está en nuestras manos, seamos responsables.

Share This