La limpieza y desinfección en los gimnasios es un factor decisivo capaz de mejorar o empeorar la experiencia y percepción de los usuarios en estos espacios.

 

Los gimnasios son espacios destinados mayoritariamente al ocio de los usuarios. Esto hace que, en muchas ocasiones, los socios se vuelvan más exigentes, sobre todo en términos de limpieza y desinfección.  

Esto debe quedar patente en cualquier espacio del gimnasio, desde la sala de máquinas, pasando por la piscina hasta la cafetería.  

A continuación, conoceremos qué pautas son necesarias para la limpieza y desinfección en gimnasios. 

 

Limpieza y desinfección en las salas de musculación 

 

Las salas de musculación o salas de máquinas son espacios en los que la proliferación de gérmenes es más alta debido a factores como, por ejemplo, el sudor. 

Para mantener las salas en buenas condiciones podemos: 

 

  • Colocar dispensadores de papel para que los usuarios puedan limpiar/secar las máquinas entre los turnos del servicio de limpieza. 
  • Promover el uso de toallas limpias entre los usuarios para que las coloquen sobre las máquinas y así evitar que éstas queden impregnadas de sudor. 
  • Durante la limpieza y desinfección emplear paños de tejido no tejido para un mayor arrastre de las partículas y capacidad de absorción.  
  • Usar mopas para una limpieza rápida y eficaz tanto de suelos como de superficies verticales. 

 

Limpieza y desinfección en la piscina 

 

Muchos centros deportivos cuentan también con zonas de aguas. Las grandes cantidades de humedad presentes en espacios con piscinas fomentan la proliferación de gérmenes, pero sobre todo de hongos.  

Para mantener estos espacios limpios debemos: 

 

  • Limpiar con productos anticalcáreos (pH inferior a 5) para evitar restos de suciedad incrustados. 
  • Usar haraganes para la retirada de grandes cantidades de agua. El recogedor B-Fly también es una opción óptima en caso de que deban retirarse residuos sólidos y líquidos a la vez. 
  • La desinfección debe llevarse a cabo con productos específicos que presenten capacidad fungicida para la prevención y eliminación de hongos. 
  • Colocar dispensadores con polainas desechables para el personal de limpieza. Así, los gérmenes o suciedad que pueda haber en los zapatos, no se traspasan a las superficies de la zona de piscinas. 

 

Limpieza y desinfección en los baños y vestuarios 

 

Los vestuarios son un lugar clave para la limpieza y desinfección en gimnasios.  

De la misma manera que ocurre en las piscinas, los altos niveles de humedad propician la aparición de gérmenes. 

Además, son el espacio de transición donde se mezcla la “ropa de calle” con la que va a usarse dentro del gimnasio. 

Estos espacios deben presentar todas las comodidades para mejorar la experiencia de los usuarios en los gimnasios: 

 

  • Colocar dispensadores de papel de gran capacidad para garantizar la disponibilidad de producto y espaciar los tiempos de reposición. Los productos Katrin Inclusive son una opción atractiva e inclusiva. 
  • Instalar dispensadores de jabón para cuerpo y cabello en las duchas. Así los socios no deben preocuparse de traer los productos de higiene personal de casa. 
  • Utilizar papel para el secado de las manos en vez de secadores de aire ya que, es una opción mucho más higiénica y que, además, frena la dispersión de los gérmenes. 
  • La higiene de manos es una acción estratégica a la hora de evitar contagios. 

 

Siguiendo esta línea, la instalación de dispensadores con productos para la desinfección de las manos mejora considerablemente la higiene personal de los usuarios y frena la proliferación de gérmenes en el gimnasio en general. 

Share This