La presencia del diseño higiénico en el material de limpieza provoca un menor riesgo de contaminación cruzada.

El material de limpieza también es una fuente de contaminación. Eso es un hecho.

En artículos anteriores explicábamos cómo higienizar los utensilios de limpieza reutilizables para garantizar un uso seguro de éstos.

No obstante, además de la higiene, existen otras soluciones que buscan minimizar el riesgo de contaminación de estos productos como, por ejemplo, el diseño higiénico.

A continuación, repasamos las características que debe presentar el material de limpieza con diseño higiénico y las ventajas de esta herramienta.

 

¿Qué es el diseño higiénico?

Habitualmente, se conoce por diseño higiénico a la herramienta mediante la cual, industrias como la alimentaria o la farmacéutica, busca garantizar la seguridad de sus procesos a través de una configuración muy concreta de sus instalaciones y equipos.

No obstante, el diseño higiénico va más allá de la configuración del espacio y también está presente en elementos como, por ejemplo, el material de limpieza.

Esto hace que el diseño higiénico sea extensible a otros muchos sectores que van más allá de la industria.

Superficies lisas y no porosas

Una de las principales premisas del diseño higiénico es que las superficies sean lisas y no porosas.

Así, además de facilitar la limpieza del material, evitaremos que la suciedad se quede atrapada en los poros, imposibilitando la higiene.

Los materiales que conforman los útiles de limpieza, además, deben ser resistentes a temperaturas extremas o a un uso intenso para así evitar el agrietamiento, el astillado o la abrasión

papelmatic-higiene-profesional-diseno-higienico-material-limpieza-superficies-lisas

Evitar los ángulos cerrados o muy acentuados

 

 

Otro de los principios del diseño higiénico es el de evitar aristas en los utensilios, ya que complican el acceso y hacen más difícil la limpieza.

En este sentido, se recomienda que la estructura de los útiles sea contigua y alineada.

En el caso de un cepillo, por ejemplo, es importante tener en cuenta cómo se alinean y se fijan los filamentos, ya que las grietas donde se fijan las cerdas, suelen convertirse en una fuente habitual de contaminación. 

 

 

Minimizar el riesgo de desprendimiento

 

El material de limpieza con diseño higiénico, además de facilitar su propia higienización, no debe obstaculizar la limpieza de las superficies.

Por ello es importante trabajar con cepillos que presentan un sistema de fijación de los filamentos fiable o con paños de tejido no tejido, por ejemplo, que evitan el desprendimiento de las fibras durante las tareas de limpieza.

Esto, además de garantizar una mayor seguridad en el proceso, reduce costes inesperados.

papelmatic-higiene-profesional-diseno-higienico-material-limpieza-desprendimiento

Disponibilidad en diferentes colores

 

 

Aunque este no es un principio básico del diseño higiénico, es especialmente importante para reducir el riesgo de contaminación cruzada asociado al material de limpieza.

En este artículo destacábamos que una limpieza codificada por colores ayuda a diferenciar los diferentes riesgos, contribuye al control de alérgenos y maximiza la higiene.

En este otro artículo puedes consultar cómo establecer un código de colores en la limpieza.

La línia de cepillos Vikan UST presenta un diseño higiénico, gracias a su superficie lisa y continua y la colocación estratégica de sus filamentos.

Share This