Mantener los cepillos de limpieza es esencial para ofrecer unos resultados de higiene eficaces y garantizar la seguridad en los entornos profesionales.

 

En artículos anteriores hemos manifestado que los utensilios de limpieza, como es el caso de los cepillos, también pueden convertirse en una fuente de contaminación cruzada y comprometer la seguridad de los entornos profesionales.

En este punto, el mantenimiento del material de limpieza es un factor clave para asegurar la higiene.

En este artículo nos centramos en los cepillos de limpieza y ofrecemos algunas recomendaciones para su correcto mantenimiento.

 

 

¿Qué riesgos existen ante un mantenimiento incorrecto de los cepillos de limpieza?

 

Como bien hemos indicado al inicio de este artículo, un incorrecto mantenimiento del material de limpieza puede hacer que éste se convierta en una fuente de contaminación cruzada.

En el caso de los cepillos de limpieza, además debemos tener en cuenta que son susceptibles de provocar la aparición de cuerpos extraños en los entornos profesionales.

Esto ocurre cuando elegimos productos de baja calidad y ocasionan problemas como, por ejemplo, el desprendimiento de los filamentos.

papelmatic-higiene-profesional-mantenimiento-cepillos-limpieza-suciedad

Analizar los riesgos para determinar cómo deber ser el mantenimiento de los cepillos de limpieza

 

 

Para definir una forma u otra de proceder en el mantenimiento de los cepillos de limpieza, primero debemos analizar los riesgos que presenta nuestro entorno de trabajo y clasificarlos entre los niveles: bajo, medio o alto.

Otro factor determinante para el mantenimiento de los cepillos de limpieza es la forma en cómo se realizan las tareas de higiene.

Por ejemplo, si los cepillos se emplean para la limpieza en húmedo procederemos de una forma, mientras que si se emplean para la limpieza en seco aplicaremos otros procedimientos.

 

 

Mantenimiento de los cepillos que se usan para la limpieza en seco

 

El mantenimiento de los cepillos que se emplean para la limpieza en seco es, posiblemente, uno de los procedimientos más sencillos.

Únicamente se basa en sacudir o golpear el cepillo de limpieza con la finalidad de eliminar los residuos que puedan haber quedado atrapados en él.

Al finalizar con esta acción, es importante colocar los cepillos de limpieza en un portautensilios con los cabezales orientados hacia el suelo. En este artículo encontrarás algunas recomendaciones para la organización del material de limpieza.

papelmatic-higiene-profesional-mantenimiento-cepillos-limpieza-seco

Mantenimiento de los cepillos que se usan para la limpieza en húmedo

 

 

Si bien el mantenimiento de los cepillos que se usan únicamente para el barrido en seco es sencillo, el de los cepillos que se emplean para la limpieza en húmedo es justamente lo contrario.

Llegados a este punto, deberemos analizar además los riesgos que presenta el entorno de trabajo.

En el caso de tratarse de un entorno de riesgo bajo o medio, lavaremos el cepillo con agua y con jabón, lo enjuagaremos y lo dejaremos secar en un portautensilios con el cabezal igualmente mirando hacia abajo.

Por el contrario, si nos encontramos en un entorno de alto riesgo, deberemos añadir al lavado los pasos de desinfección o esterilización.

 

 

Nuestra recomendación: Los cepillos de limpieza Vikan

 

 

En Papelmatic recomendamos los cepillos de limpieza Vikan por los siguientes motivos:

  • Presentan un diseño ultra higiénico que facilita su mantenimiento y limpieza.
  • Cuentan con una estructura segura que evita el desprendimiento de los filamentos.
  • Están disponibles en diferentes colores, para poder establecer un código específico durante la limpieza.

 

Si quieres más información de los cepillos de limpieza Vikan puedes escribirnos a través de nuestro formulario de contacto y te haremos llegar una oferta personalizada.

Share This