La correcta organización del material de limpieza en los portautensilios de limpieza ayuda a reducir el riesgo de contaminación cruzada.

 

 

En artículos anteriores hemos hablado de las ventajas de codificar lo útiles de limpieza por colores para evitar problemas de contaminación cruzada.

También hemos argumentado por qué debemos mantener el material de limpieza y desinfectado.

Estos dos aspectos tienen un objetivo común; y es el de evitar riesgos relacionados con la contaminación en los entornos profesionales. La organización de los utensilios de limpieza también actúa como condicionante.

A continuación, exponemos una serie de consejos para mantener los utensilios organizados y ordenados en los portautensilios de limpieza.

 

 

Respetar siempre el diseño higiénico

El diseño higiénico tiene como principal objetivo estudiar qué materiales resultan más higiénicos (resultan más fáciles de limpiar o acumulan menos suciedad) en la conformación del espacio y de los objetos.

Cuando elijamos portautensilios para colgar haraganes, cepillos, recogedores u otros utensilios, optaremos siempre por aquellos productos fabricados en acero inoxidable o en plástico de superficies completamente lisas.

Existen diferentes tipos de portautensilios: con gancho, con clip, tableros con sombra, etc.

Todos los portautensilios Vikan están fabricados respetando el diseño higiénico y son fácilmente lavables.

Evitar mezclar colores diferentes

Cuando trabajamos la limpieza codificada por colores, asignamos un color diferente a cada espacio, en función de las necesidades o el tipo de residuo del mismo.

El objetivo de esto es evitar que los residuos se mezclen entre sí y se produzca contaminación cruzada. Precisamente por esto, es tan importante no mezclar utensilios de diferente color en un mismo portautensilios.

Nuestra recomendación es optar por portautensilios del mismo color que se ha asignado a esa zona de trabajo y colocarlo dentro del terreno en el que se vaya a utilizar.

Los portautensilios Vikan están disponibles hasta en 12 colores diferentes.

¿Cómo organizar los utensilios en el portautensilios?

La posición en que colocamos los cepillos, recogedores de agua, recogedores, etc. juega un papel importante a la hora de reducir el riesgo de contaminación.

Se recomienda siempre colocar el cabezal orientado hacia el suelo, de forma que el mango siempre quede en la parte superior.

¿Por qué? Básicamente porque si colocamos el mango hacia abajo y éste se contamina, luego nuestras manos se verán contaminadas también, pudiendo actuar como vehículo para las bacterias.

Por último, debemos tener en cuenta que es aconsejable disponer únicamente de los utensilios que vamos a utilizar, evitando almacenar aquellos a los que no se les da uso.

Si quieres información sobre los portautensilios Vikan o tienes alguna duda sobre la colocación de los útiles en estos organizadores, usa la barra lateral para contactar con nosotros.

Share This