La OMS advierte de que los métodos alternativos a la limpieza manual, como es el caso de la fumigación, no son efectivos contra la Covid-19.

 

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud ha publicado un documento en el que advierte que es necesario limpiar y desinfectar a mano para combatir el SARS-CoV-2 en superficies.

Y es que muchos territorios están optando por fumigar las superficies y objetos, tanto de espacios exteriores como interiores, hecho que la máxima autoridad sanitaria considera insuficiente y, en algunas ocasiones, incluso peligroso a la hora de hacer frente a la Covid-19.

A continuación, repasamos los principales motivos por los que es importante realizar una limpieza y desinfección manuales y los riesgos que pueden comportar acciones como, por ejemplo, la fumigación en este contexto.

 

¿Cuál es la diferencia entre limpiar y desinfectar?

 

 

La limpieza que se realiza con agua y detergente sobre las superficies (lavado o limpieza en húmedo) nos ayuda a eliminar los restos de suciedad o materia orgánica y también contribuye a reducir considerablemente la carga de microorganismos patógenos de las superficies.

Como hecho positivo, cabe destacar que el SARS-CoV-2 está envuelto por una frágil capa de lípidos que puede “romperse” o debilitarse durante la limpieza para que los desinfectantes acaben de eliminar el virus por completo.

La desinfección, por otra parte, responde al proceso de aplicar un producto desinfectante sobre una superficie con el objetivo de eliminar virus, bacterias, hongos u otros microorganismos patógenos.

En artículos anteriores puedes ampliar más información sobre la diferencia entre limpieza y desinfección.

 

 

Procedimientos de limpieza en áreas con presencia de SARS-CoV-2

Para eliminar el SARS-CoV-2 sobre superficies se recomienda usar hipoclorito sódico al 0,1% o desinfectantes alcohólicos al 70-90%.

La OMS advierte de que el SARS-CoV-2 contamina fácilmente el material y los químicos empleados para la limpieza.

Por ello, más allá de seguir los procedimientos habituales (limpiar de sucio a limpio y de arriba hacia abajo), se recomienda reemplazar los paños con los que se aplican las soluciones de limpieza y desinfección en cada área o paciente (en el caso de los hospitales) e higienizar el material de limpieza con mayor frecuencia, prestando especial atención a los cubos de fregar.

papelmatic-higiene-profesional-limpieza-y-desinfeccion-manual-covid19-procedimiento

Respecto a los detergentes y desinfectantes, partiendo de la base de que pueden ser contaminados durante su uso, se preparará una solución diaria y será desechada cuando finalice la jornada.

 

 

¿Por qué no es recomendable fumigar en exteriores?

 

 

Las técnicas de fumigación que se contemplan para eliminar el SARS-CoV-2 del ambiente, consisten en aplicar el desinfectante directamente pulverizado por vía aérea.

Además de que esta práctica puede resultar perjudicial para la salud, ya que puede causar irritaciones en la piel y en los ojos o inhalaciones tóxicas, debemos tener en cuenta que es totalmente ineficaz; la presencia de materia orgánica o suciedad en el ambiente inactiva los desinfectantes. Por ello, es tan importante limpiar antes de desinfectar.

Otro punto a tener en cuenta es que, además de que la técnica de fumigación no contempla el uso de detergentes para la limpieza, se sustituye la acción mecánica o limpieza manual por una pulverización en el ambiente.

Al omitir esta acción, perdemos la oportunidad de “arrastrar” un mayor número de patógenos.

Así, técnicas como la fumigación, la vaporización o la radiación con rayos UV son recomendables únicamente como refuerzo siempre y cuando se cumplan las siguientes condiciones:

a) Se ha limpiado previamente el espacio y las superficies u objetos que lo componen

b) En el espacio a tratar no hay presencia de personas

 

 

Otras prácticas de desinfección no recomendadas

La fumigación es totalmente ineficaz en espacios abiertos. En primer lugar porque, por ejemplo, en las calles, no podemos controlar que no existen restos de suciedad o materia orgánica.

Y en segundo lugar, aunque se dieran esas condiciones, con la fumigación no podemos asegurar que el desinfectante actúa el tiempo necesario en las superficies. Además, las calles no se consideran reservorios de infección para la Covid-19, por lo que la aplicación de desinfectantes en estos espacios solo puede tener efectos nocivos para la salud.

papelmatic-higiene-profesional-limpieza-y-desinfeccion-manual-covid19-fumigar

Por otra parte, la OMS también advierte de que, bajo ninguna circunstancia debe rociarse o pulverizarse a individuos con productos desinfectantes.

 

 

Garantizar la seguridad del personal durante la manipulación de químicos

El personal que prepara o aplica los químicos de limpieza y desinfección debe contar con los Equipos de Protección Individual adecuados para su seguridad personal. Éstos deben ser:

  • Guantes resistentes y largos (deben cubrir más allá de la muñeca)
  • Protector de ojos o gafas para minimizar el riesgo de salpicaduras
  • Mascarillas para evitar el riesgo de inhalación

Estos EPIs deben ser desechados después de su uso para evitar riesgos innecesarios.

papelmatic-higiene-profesional-limpieza-y-desinfeccion-manual-covid19-epis

Evitar los detergentes y desinfectantes en spray

 

 

En Papelmatic siempre advertimos de que los detergentes y desinfectantes en spray pueden resultar contraproducentes.

Y es que la fuerza con la que sale disparado el producto hacia las superficies puede provocar que los microorganismos que hay en ellas salgan disparados y se expandan a otras superficies.

Por ello, recomendamos usar químicos que se presenten en botellas o bidones con tapón y preparar la solución manualmente.

Share This