Los jabones industriales no tienen porque ser caros, abrasivos para la piel ni suponer un riesgo en la salud de las personas.

Los jabones industriales para la higiene de manos, a diferencia de los jabones comunes, tienen como objetivo eliminar o desprender suciedades difíciles, tales como alquitrán, aceites, grasa, etc.

Es bastante común que estos jabones presenten una sensación más áspera, debido a los gránulos que llevan incorporados para desprender los restos de suciedad con mayor facilidad.

Este es uno de los motivos por los que, en el imaginario colectivo, se ha generado una imagen más bien negativa de los jabones industriales.

A continuación, hablamos sobre algunos de los falsos mitos más comunes y sobre las opciones más recomendables para la higiene de manos en los entornos industriales.

 

 

Los jabones industriales no deberían irritar las manos

Algunas pastas granulados o jabones industriales contienen partículas demasiado grandes o abrasivas que acaban dañando la piel.

Afortunadamente, en los últimos años, la gama de jabones industriales ha evolucionado considerablemente, poniendo a disposición de los usuarios nuevas opciones más respetuosas con la piel.

Este podría ser el caso de los jabones Gojo Natural Scrub o Gojo Olive Scrub, ambos fabricados con micropartículas (de huesos de oliva, en el caso del segundo), que están perfectamente integradas en el gel y no causan daño alguno en la piel.

El uso de un jabón industrial debería ser seguro

Las pastas granuladas que se cogen con la mano no son precisamente un método de higiene seguro.

Es habitual que, en la industria, presenten cortes o heridas en las manos y, al coger la pasta directamente, desprendan restos biológicos como, por ejemplo, sangre que contamina el jabón y activa la contaminación cruzada.

Así, las opciones más seguras y saludables son los sistemas de dispensación en carga perfectamente selladas.

Los dispensadores de jabones industriales no deberían romperse fácilmente

Uno de los principales motivos de queja de los profesionales de la industria es que los dispensadores de jabones industriales se obstruyen con facilidad.

Esto ocurre cuando se reutilizan las boquillas ya que, al ser la mayoría de jabones granulados, desprenden micropartículas que atascan la boquilla en los siguientes usos.

La mejor alternativa es optar por cargas de jabón con boquillas desechables.

Los dispensadores de jabones industriales no deberían suponer un sobrecoste

Aunque el coste inicial de instalar dispensadores de jabón industrial es mayor al de proporcionar pastar granuladas que se suministran directamente con las manos, a la larga, los sistemas de dispensación de jabón industrial ofrecen un menor coste por uso.

Recordemos que la opción de pasta granulada presenta un alto riesgo de contagio. Esto, a su vez, deriva en posibles bajas laborales, con los gastos que éstas conllevan (se calcula que, de media, cada empleado ausente cuesta 500€ al año).

En estos casos, vale la pena invertir algo más al principio y evitar sobrecostes inesperados.

 

 

Los sistemas de jabón industrial Gojo, una opción óptima y segura

 

 

Los dispensadores y cargas de jabón industrial Gojo cuentan con todos los requisitos para covertirse en un producto agradable al uso, seguro para la salud y óptimo en términos de consumo. 

Además, las opciones Gojo Natural Scrub y Gojo Olive Scrub son dos opciones sostenibles, ya que más del 80% de sus ingredientes son biodegradables.

Ambos se usan con el dispensador industrial Gojo Pro TDX y presentan boquillas desechables, por lo que el riesgo de obstrucción es mínimo.

 

Si quieres más información sobre los jabones industriales Gojo y sus dispensadores, contacta con nosotros rellenando el formulario que aparece en la barra lateral.

 

 

 

Share This