Los colegios hacen un gran consumo de productos de celulosa a diario. Descubre cómo ahorrar en el uso de papel higiénico y papel secamanos.

 

Los centros educativos gastan a diario grandes cantidades de papel higiénico o papel secamanos.

En edades tempranas es importante educar en un consumo sostenible de este tipo de productos por diferentes motivos.

En primer lugar, regular el uso de papel higiénico o secamanos contribuye a reducir el impacto medioambiental y, en segundo lugar, también ayuda a reducir los gastos que los centros educativos destinan a la partida de higiene.

A continuación, ofrecemos algunas recomendaciones para reducir el consumo de celulosa en los colegios.

 

 

Usa dispensadores en vez de porta-rollos

 

El uso de dispensadores en vez de porta-rollos es beneficioso por diferentes razones.

Por una parte, ofrece un plus de higiene, ya que el producto se encuentra protegido en todo momento.

Por otra parte, los dispensadores ofrecen un gran abanico de posibilidades para optimizar el consumo de papel en comparación con los porta-rollos convencionales. Y es que los porta-rollos no cuentan con ningún limitador de uso e incitan a usar una cantidad de producto muy superior a la realmente necesaria.

papelmatic-higiene-profesional-como-reducir-el-consumo-de-celulosa-colegios-toallitas

Apuesta por toallitas de papel pre-cortadas

 

 

Además de los diferentes sistemas de dispensación, la forma en cómo se presenta el papel resulta más o menos óptima en términos de consumo.

Por ejemplo, varios estudios han demostrado que las toallitas pre-cortadas ayudan a aprovechar hasta el último trozo de papel y evitan el malgasto de producto.

En cambio, ocurre justamente lo contrario con los rollos o bobinas de papel. Y es que, aunque éstos incorporen pre-corte, hacen que malgastemos una mayor cantidad de celulosa.

En este artículo explicamos las ventajas de usar toallas de papel frente a los rollos o bobinas convencionales.

 

 

Elige sistemas de dispensación de autocorte

 

Los sistemas de dispensación de autocorte o autocut también son una opción válida para reducir el consumo de celulosa en los colegios.

Este tipo de dispensadores transforma las bobinas de papel en toallas de papel, calculando cuál es la cantidad necesaria para secarse las manos.

Además, suponen una opción muy higiénica, ya que protegen el papel en todo momento y éste solo queda al descubierto cuando se dosifica cada pieza.

papelmatic-higiene-profesional-como-reducir-el-consumo-de-celulosa-colegios-toallitas-soluciones

Nuestra recomendación: Dispensadores Katrin Inclusive

 

 

En Papelmatic apostamos por los dispensadores Katrin Inclusive para los colegios, no solo por las garantías que ofrecen, si no por los valores que llevan intrínsecos.

Esta línea de dispensadores incorpora textos en braille y está especialmente pensada para ser accesible para todos los públicos.

En este sentido, también es importante instalar los dispensadores de papel a una altura adecuada para que los niños puedan acceder a ellos fácilmente.

Si quieres más información sobre los dispensadores Katrin Inclusive o quieres que te ayudemos a reducir el consumo de celulosa en tu centro educativo contacta con nosotros a través de nuestro formulario de contacto y uno de nuestros expertos te asesorará.

Share This