La higiene de manos es un arma eficaz para reducir la huella bacteriana y prevenir contagios de enfermedades infecciosas.

 

El año 2009 la OMS declaró el día 5 de mayo como “Día Mundial de la Higiene de Manos”.

Desde entonces, cada 5 de mayo sirve para recordarnos a todos que una acción tan simple como lo es la higiene de manos ayuda a salvar vidas.

La llegada de la Covid-19 ha servido para poner de manifiesto esta realidad todos los días del año.

En este artículo definiremos el término de huella microbiana, explicaremos cómo actúan los virus y bacterias sobre las manos y cómo puede ayudarnos la higiene a prevenir enfermedades infecciosas.

 

 

¿Cómo actúan los virus y bacterias sobre las manos?

 

Muchos expertos definen las manos como la puerta de entrada a nuestro cuerpo para muchos virus y bacterias.

Y es que un gesto tan simple como rascarnos un ojo o mordernos las uñas puede bastar para infectarnos.

Las manos cuentan con los ingredientes necesarios (restos de sudor, recovecos de difícil acceso, calor y humedad) para convertirse en el hábitat preferido de muchos gérmenes.

Lavado de manos para evitar virus y bacterias
Pero además de facilitar la entrada de miles de microorganismos a nuestro cuerpo, las manos también actúan como medio de transporte de los microbios.

 

 

¿Qué es la huella microbiana?

 

 

Al entender que las manos son las principales transmisoras de virus y bacterias, podemos oír hablar también de huella microbiana.

Se conoce como huella microbiana el rastro de microorganismos que dejan nuestras manos al tocar diferentes superficies y que multiplica exponencialmente el riesgo de contagio para las siguientes que toquen dichas superficies.

Este fenómeno también se conoce como contaminación cruzada.

Los resultados de un estudio llevado a cabo por American Society for Microbiology en 2014 determinaron que el pomo de una puerta contaminado puede infectar hasta el 60% de las personas que conviven en ese espacio en tan solo 4 horas.

¿Cómo ayuda la higiene de manos a eliminar virus y bacterias?

 

Cuando tocamos una superficie contaminada, los microbios se adhieren a las grasas o aceites que contienen las manos. Por ello, necesitamos mucho más que agua para eliminarlos.

El jabón actúa disolviendo la membrana de muchos virus, en algunos casos, y destruyendo la adherencia que los mantiene unidos a las manos en muchos otros, acabando por hacerlos desaparecer.

Por otra parte, también podemos recurrir al uso de antisépticos, desinfectantes para las manos o geles hidroalcohólicos. Eso sí, para que éstos sean eficaces es importante que la piel esté limpia. 

Cómo eliminar virus bacterias microbianas

Consulta nuestra guía sobre la higiene de manos

 

 

En Papelmatic disponemos de una guía completa para la higiene de manos.

En ella encontrarás la respuesta a preguntas como, por ejemplo:

  • ¿Qué productos se necesitan para la higiene de manos?
  • ¿Cuánto tiempo debe durar la higiene de manos?
  • ¿En qué situaciones es imprescindible la higiene de manos?

Puedes consultar la guía haciendo clic en el siguiente botón:

Share This