La higiene de las habitaciones de los centros sanitarios contempla la diferenciación de espacios y la aplicación de los productos de limpieza y desinfección adecuados en un orden estrictamente estudiado.

 

 

Entendemos por centro sanitario todas aquellas instituciones donde permanecen ingresados pacientes, independientemente de la duración de su estancia. Por ejemplo, podemos hablar de hospitales de todo tipo y tamaño, clínicas privadas, centros sociosanitarios o centros de larga estancia, entre otros.

Sabemos que la higiene en estos espacios es un imperativo que debe cumplirse de forma estricta para evitar poner en peligro el bienestar de los pacientes y de los propios profesionales.

La higiene contempla, entre otras acciones, la limpieza, que se entiende como un procedimiento mecánico en el cual, se arrastra la suciedad y un número nada despreciable de microorganismos sobre objectos o superficies con la ayuda de agua y detergente.

Dentro de un centro sanitario las habitaciones son, principalmente, el espacio con mayor carga microbiana. Esto no es casualidad, y es que las habitaciones son el espacio donde más interactúan los pacientes.

De hecho, son muchos los estudios que demuestran que algunos microorganismos pueden sobrevivir durante muchos meses en las superficies de las habitaciones de los enfermos.

Así, el objetivo de la limpieza en las habitaciones de centros sanitarios es conseguir unos niveles de higiene y desinfección del entorno que eviten comprometer la salud y el bienestar de los enfermos, de sus familiares y de los profesionales que los atienden.

De igual manera, durante el proceso de limpieza se aprovechará para mantener un entorno ordenado y estéticamente agradable.

 

 

 

¿Qué superficies contempla la limpieza y desinfección de las habitaciones de los centros sanitarios?

 

 

Dentro de las habitaciones diferenciaremos tres zonas diferentes para llevar a cabo la limpieza.

 

Camas y superficies de contacto frecuente

Contempla, además de la cama del paciente, los objetos o superficies que están en mayor contacto con el mismo paciente, familiares o profesionales.

Es el caso de la mesita de noche, la mesita de la comida, el timbre, el mando de la televisión y el de la cama, las barandillas, el suelo o los interruptores y manillas de la puerta de la habitación.

Ya hemos hablado en otras ocasiones de que, objetos como el mando a distancia, son un auténtico nido de gérmenes y, sin embargo, acostumbran a pasar desapercibidos durante la limpieza.

Superficies de contacto poco frecuente

 

Puede ser el caso de paredes, ventanas, la televisión o las lámparas, entre otros. Son objetos que no deberían tocarse necesariamente, pero que tampoco quedan libres al contacto de pacientes, familiares y profesionales y, por lo tanto, aunque en menor medida, también son susceptibles de ser contaminados.

 

Baño

 

El baño es un espacio que debe ser tratado aparte durante la limpieza de las habitaciones de centros sanitarios. A continuación, veremos por qué.

 

 

¿Qué productos necesitamos para la limpieza y desinfección de las habitaciones de los centros sanitarios?

 

 

A la hora de elegir productos de limpieza debemos diferenciar entre material, que contempla los paños o bayetas, mopas o equipos de protección individual, etc. y los productos, que hacen referencia a detergentes, desinfectantes y otros derivados químicos de limpieza.

Por lo que respecta al material para la limpieza y desinfección de las habitaciones de los centros sanitarios necesitamos:

  • Paños limpios, preferentemente de un solo uso
  • Mopa seca
  • Mopa húmeda
  • Materiales específicos (para cristales, eliminar restos solidificados, etc.)
  • Guantes largos especiales para la limpieza

 

Por lo que respecta a los productos para la limpieza y desinfección de las habitaciones de los centros sanitarios necesitamos:

  • Detergente
  • Detergente – desinfectante de nivel bajo o intermedio para superficies de contacto frecuente (base clorada, base amonios cuaternarios, aminas, alcohol, etc.)
  • Productos específicos (cristales, aluminio, etc.)

En las zonas sin contacto con el paciente y el suelo no es necesario aplicar un desinfectante. En su lugar, aplicaremos productos específicos según el material a tratar.

En las zonas con contacto con el paciente, usaremos un detergente y desinfectante de nivel bajo o intermedio.

Y, por último, para el baño, limpiaremos con un detergente y, posteriormente, aplicaremos un desinfectante específico de nivel bajo o intermedio, preferiblemente clorado. 

Para la desinfección del inodoro, de la pica y la bañera, después de la limpieza con agua y detergente, se debe aplicar un desinfectante clorado al 0,01% (100 ppm) de cloro libre. En caso de que no se disponga de un desinfectante preparado por una casa comercial a esta concentración, es obligatorio prepararlo diariamente.

Por lo que respecta al material y dado que hemos diferenciado el espacio en varias zonas, si no se dispone de paños de un solo uso, recomendamos emplear paños con un código de colores para evitar problemas de contaminación cruzada. En este artículo te explicamos las ventajas de una limpieza codificada por colores.

 

 

¿Cómo debe ser la limpieza y desinfección de las habitaciones de los centros sanitarios?

 

 

El proceso de limpieza debe estar muy bien planificado y perfectamente descrito (protocolizado) de manera que los profesionales sepan en todo momento cómo deben proceder sin margen de improvisación.

La limpieza debe realizarse de limpio a sucio empezando, por tanto, por los objetos y superficies de contacto poco frecuente más limpias y terminando por las más sucias.

Seguidamente y con un nuevo paño limpio se pasará a las zonas de contacto frecuente también empezando por las más limpias y dejando para el final las más sucias.

Finalmente, se limpiará el baño. Aquí se empezará por los pomos de las puertas y los interruptores, seguidamente la pica, la bañera o ducha y el WC se dejará para el final.

Unos de los grandes olvidados y de contacto frecuente por parte de pacientes, profesionales y familiares son los interruptores y las manillas de las puertas de la habitación, que deben limpiarse, al menos, diariamente.

Preferentemente se utilizarán paños de un solo uso.

En habitaciones compartidas como mínimo se utilizará: Uno para cada zona de contacto frecuente (dos en total, uno para cada paciente) otro para las zonas de contacto poco frecuente (uno para todas las zonas) y otro diferente para el baño.

En general, todos los productos deben aplicarse a dilución de uso. Los detergentes-desinfectantes no deben secarse, ya que el tiempo de secado es el preciso para garantizar una correcta desinfección del lugar donde se ha aplicado.

Se desaconseja efectuar las diluciones en cubitos o recipientes de uso múltiple para uno o más pacientes, las diluciones han de hacerse una vez al día en botellas limpias, al ser éste el único sistema que garantiza la no redistribución de la suciedad y de los microorganismos.

Entre pacientes y entre habitaciones el profesional de la limpieza debe poner una dosis del desinfectante que utiliza para las superficies sobre los guantes.

 

 

¿Cuándo debe llevarse a cabo la limpieza y desinfección de las habitaciones de los centros sanitarios?

 

 

En general, la limpieza debe hacerse una vez al día, pero es importante recordar que también es imprescindible repetirla siempre que esté sucia.

En algunos casos como por ejemplo en pacientes que están en aislamiento de contacto o en pacientes inmunodeprimidos esta frecuencia puede verse incrementada.

En los hospitales de agudos la limpieza de las zonas de contacto poco frecuente solo debe efectuarse cuando el paciente recibe el alta y en los centros donde el paciente permanece ingresado más de 15 días debe hacerse constar en los protocolos la frecuencia con la que se va a efectuar.

Por razones obvias, la limpieza de las superficies de contacto poco frecuente debe realizarse cuando los pacientes no se encuentran en la habitación.

Si quieres más información sobre la higiene de habitaciones de centros sanitarios, puedes rellenar el formulario de la barra lateral y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.

Share This