La higiene en los estudios de tatuajes configura la imagen de los clientes del negocio y ayuda a garantizar tanto su salud como la de los profesionales.

 

 

El estado de la higiene en los estudios de tatuajes es, en ocasiones, uno de los motivos que hacen que los clientes se decanten por una opción o por otra.

Además de ofrecer una imagen limpia del establecimiento, la preocupación por la higiene transmite mayor confianza y seguridad a los clientes.

No olvidemos que cualquier centro es un espacio potencial a la hora de adquirir infecciones, debido al uso de técnicas invasivas. Una correcta limpieza y desinfección contribuye, en gran medida, a minimizar y, en ocasiones, a anular este riesgo.

A continuación, repasamos los puntos en los que la higiene en los estudios de tatuajes cobra una mayor importancia.

 

 

Higiene del espacio

 

 

Empezando por lo más genérico, tanto el espacio como todas las superficies que éste comprende deben ser lavadas con agua y detergente, como mínimo, una vez al día.

Aun así, siempre que se considere necesario, se aplicará nuevamente la limpieza, independientemente de si se acaba de llevar a cabo o no.

Se desinfectarán también las superficies que tienen mayor contacto tanto con los clientes como con los profesionales.

Por último, es importante que el espacio se ventile de forma natural.

 

 

Papel camilla y celulosa para el secado

Las camillas siempre serán cubiertas con papel camilla desechable, que se reemplazará después de cada cliente. En ningún caso se colocarán toallas reutilizables.

En Papelmatic contamos con infinidad de formatos de papel camilla. En este artículo te damos unas pautas para elegir el más adecuado.

Para el secado de las manos o la piel, recurriremos a papel desechable en forma de bobina o toallas previamente cortadas.

Higiene personal de los profesionales

 

 

La higiene de los profesionales afecta directamente a su salud e indirectamente a la salud de los pacientes.

Se recomienda, en primer lugar, utilizar ropa limpia durante la jornada de trabajo y reemplazarla siempre que se considere que se compromete la seguridad de los profesionales o de los clientes.

Después de la jornada, la ropa se lavará en una máquina lavadora con detergente y a 60ºC de temperatura como mínimo.

Asimismo, los profesionales tienen completamente prohibido fumar o comer dentro del área de trabajo y/o mientras se desarrolla la actividad.

 

 

Higiene de manos y Equipos de Protección Individual

 

 

Ya hemos destacado en múltiples ocasiones que las manos son unas de las principales transmisoras de gérmenes.

Por esta razón, las manos deben lavarse con agua y con jabón después de cada cliente o siempre que se considere necesario.

Durante la actividad, deben usarse guantes de nitrilo estériles y, sobre todo, desechables, que serán reemplazados igualmente después de cada cliente.

Los guantes de nitrilo ofrecen prácticamente la misma adaptabilidad a la mano que los guantes de látex pero, a diferencia de estos últimos, son más resistentes y no presentan riesgo de alergia para la piel.

 

 

Desinfección del instrumental

 

 

La mayoría de los estudios de tatuajes trabajan con instrumental desechable pero, en algunos casos, éste se reutiliza.

No obstante, antes de volver a ponerlo en funcionamiento, es necesario esterilizarlo o desinfectarlo.

Recordemos que gran parte de este instrumental está en contacto directo con el cliente y puede ser una de las principales vías de contagio.

La zona de desinfección y esterilización de estos productos debe estar restringida y solamente los profesionales podrán acceder a ella de forma exclusiva. Además, el material debe estar correctamente ordenado y almacenado para evitar problemas de contaminación cruzada o confusiones.

 

Si quieres más información sobre la higiene en los estudios de tatuajes, rellena el formulario que aparece en la barra lateral y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo.

Share This