La diferencia entre asepsia y antisepsia reside, principalmente, en el destinatario final y los métodos empleados para su aplicación.

 

 

Los términos asepsia y antisepsia son tan parecidos que, en alguna ocasión, pueden llegar a causar confusión. 

Ambos procedimientos son aplicados en entornos donde la presencia de microorganismos debe reducirse al máximo con el objetivo de no poner en riesgo la salud de las personas.

Podría ser el caso de hospitales, laboratorios clínicos, centros médicos o la industria alimentaria, entre otros.

A continuación, profundizamos en el significado de ambos términos para entender sus diferencias.

 

 

¿Qué es la asepsia?

 

 

La asepsia es un procedimiento que pretende acabar con los microorganismos presentes sobre objetos o superficies inanimados, por lo que hace referencia a espacios, superficies o instrumental, entre otros.

El principal objetivo de la asepsia es evitar que los microorganismos sobre los que se actúa se conviertan en una fuente de contaminación.

Los procedimientos de asepsia contemplan métodos o técnicas relacionadas con la higiene de los espacios y las superficies materiales.

 

 

¿Cuáles son las principales técnicas de asepsia?

Entre las medidas que forman parte de la asepsia podemos encontrar la limpieza y el lavado, en los que entran en juego detergentes y agua para desechar la materia orgánica.

La desinfección es otra medida que forma parte de la asepsia y que consiste en eliminar los microorganismos presentes en objetos u otras superficies mediante el uso de productos químicos desinfectantes.

En los casos más extremos se emplea la esterilización para eliminación de todo tipo de microbios.

El uso de indumentaria adecuada como los Equipos de Protección Individual es otro método de asepsia.

 

 

¿Qué es la antisepsia?

 

 

La antisepsia es un procedimiento para la eliminación o disminución de los microorganismos presentes en seres vivos. Normalmente, estos microorganismos habitan en la piel o en las mucosas de nuestro cuerpo.

La antisepsia, además de prevenir la presencia de gérmenes, los combate cuando éstos ya están presentes. Por ejemplo, la aplicamos cuando nos lavamos una herida para evitar infecciones.

La principal diferencia con la asepsia es que la antisepsia tiene como objetivo reducir al máximo los microorganismos sobre seres vivos.

 

 

¿Cuáles son las principales técnicas de antisepsia?

Para la antisepsia, normalmente se usan productos químicos llamados igualmente antisépticos y derivados del alcohol, la clorhexidina o el iodo.

Es el caso de productos como el tan conocido betadine para las heridas o del gel hidroalcohólico Purell para la desinfección de las manos.

Antes de elegir antiséptico debemos tener en cuenta su formulación para evitar reacciones inesperadas en nuestra piel.

Si necesitas ampliar la información sobre la diferencia entre asepsia o antisepsia o conocer qué productos tenemos disponibles en Papelmatic puedes contactar con nosotros rellenando el formulario que aparece en la barra lateral de esta página.

Share This