La diferencia entre asepsia y antisepsia reside, principalmente, en el objetivo y los métodos empleados para su aplicación.

Los términos asepsia y antisepsia son tan parecidos que, en alguna ocasión, pueden llegar a generar confusión.

Ambos procedimientos son aplicados en entornos en los que la presencia de microorganismos debe reducirse al máximo, con el objetivo de evitar poner en riesgo la salud de las personas. Es el caso de los hospitales, laboratorios clínicos o centros médicos, entre otros.

A continuación, profundizamos en el significado de ambos términos para entender sus diferencias.

 

¿Qué es la asepsia?

La asepsia es un procedimiento que busca acabar con los microorganismos presentes sobre objetos o superficies materiales, por lo que hace referencia a mobiliario o instrumental, entre otros.

El principal objetivo de la asepsia es evitar que los microorganismos sobre los que se actúa se conviertan en una fuente de contaminación.

Los procedimientos de asepsia contemplan métodos o técnicas relacionadas con la higiene de los espacios y las superficies materiales.

¿Cuáles son las principales técnicas de asepsia?

Entre las medidas que forman parte de la asepsia encontramos la limpieza y el lavado, que consisten en combinar la actuación de productos detergentes con agua para remover la materia orgánica.

La desinfección es otra medida que forma parte de la asepsia y que consiste en eliminar los microorganismos presentes en objetos u otras superficies mediante el uso de productos desinfectantes biocidas.

En los casos más extremos se recurre a la esterilización para eliminar todo tipo de microbios.

El uso de Equipos de Protección Individual como, por ejemplo, batas o monos es otra medida para la asepsia.

¿Qué es la antisepsia?

La antisepsia es un procedimiento que busca eliminar o reducir la cantidad de microorganismos presentes en seres vivos.

Normalmente, estos microorganismos habitan en la piel o en las mucosas de nuestro cuerpo.

La principal diferencia entre la asepsia y la antisepsia es el destinatario final de la acción; mientras que la primera tiene como objetivo el mobiliario o el instrumental médico, la antisepsia pone el foco en las personas.

¿Cuáles son las principales técnicas de antisepsia?

 

Para la antisepsia, normalmente, se usan productos químicos llamados asimismo antisépticos y generalmente derivados del alcohol, la clorhexidina o el iodo.

Un ejemplo de aplicación de la antisepsia sería la desinfección de las heridas o el uso de geles hidroalcohólicos para la desinfección de las manos.

Antes de elegir cualquier producto antiséptico debemos estudiar su formulación para prevenir reacciones alérgicas inesperadas.

 

¿Buscas productos para la asepsia o la antisepsia?

 

En Papelmatic disponemos de una amplia oferta de soluciones para la desinfección de las superficies y de las manos.

Además, trabajamos con productos registrados en la AEMPS y que cuentan con el registro DES.

Si quieres conocer nuestra oferta completa puedes escribirnos a través de nuestro formulario de contacto haciéndonos llegar tu petición.

Fecha de la última actualización del artículo: 09/09/2022

Share This