Solo una correcta limpieza de los paños de limpieza reutilizables puede garantizar su eficacia y la seguridad de los espacios.

 

En Papelmatic siempre recomendamos los paños o trapos desechables para la limpieza de las superficies, ya que consideramos que ésta es la forma más eficaz para impedir que se produzca contaminación cruzada.

Pero muchos trapos o paños de limpieza ofrecen la posibilidad de ser lavados y esto es visto por las empresas como una oportunidad para reducir costes.

A continuación, exponemos unas pautas para la limpieza de los trapos y paños que nos permitirán evitar que éstos pongan en riesgo la seguridad de los espacios y sus usuarios.

 

¿Cómo podemos identificar qué paños de limpieza son reutilizables?

Esta información suele especificarse en la ficha técnica del fabricante o, en ocasiones, en el envoltorio del mismo producto. En caso de que no dispongamos de esta información, las siguientes indicaciones pueden resultarnos útiles:

Que las bayetas de microfibra sean siempre un producto reutilizable y los paños de tejido no tejido sean siempre de carácter desechable es totalmente falso.

Y es que lo que hace que un trapo o paño de limpieza sea lavable o no es su composición o proceso de fabricación.

Todos aquellos trapos, mopas o paños de limpieza tratados con petróleo o derivados no se pueden lavar. De forma que, a no ser que la información proporcionada por el fabricante diga lo contrario, el resto de productos son reutilizables.

¿Cada cuánto debemos lavar los paños de limpieza reutilizables?

Los trapos, mopas o paños de limpieza que sean de carácter reutilizable deben lavarse después de cada uso

Esto quiere decir que al acabar el turno de limpieza de la mañana, por ejemplo, los paños o trapos serán enviados a lavar y en ningún caso se aprovecharán para el turno siguiente.

¿Existe alguna excepción a esta norma? Sí, y es que, en caso de que los trapos de limpieza estén muy sucios como resultado de la actividad dentro del mismo turno, éstos deberán ser reemplazados.

Además, en el caso de los ámbitos sanitarios y alimentarios, que son especialmente susceptibles a la contaminación cruzada. se sustituirán los paños de limpieza siempre que se sospeche que existe contaminación.

 

¿Cómo deben lavarse los paños de limpieza reutilizables?

En primer lugar, los trapos o paños de limpieza reutilizables se lavarán en máquinas lavadores después de cada uso y evitando ser mezclados con otros textiles.

La duración del lavado debe ser en torno a unas dos horas y siempre a una temperatura de 80ºC, lo cual permite eliminar un mayor número de bacterias en este paso previo a la desinfección.

Una vez finalizado el lavado, procederemos a la desinfección con hipoclorito sódico a 4000 ppm durante dos minutos.

En caso de que no se siga este procedimiento, no podemos garantizar que sea seguro reutilizar los trapos o paños de limpieza.

En cualquier caso, en Papelmatic siempre recomendamos utilizar paños desechables para minimizar riesgos y evitar sobrecostes derivados de posibles problemas de contaminación cruzada.

Los paños de tejido no tejido Tissfil, son una alternativa muy rentable para utilizar en la limpieza de los espacios con unas necesidades más exigentes.

Share This