Los baberos desechables contribuyen al ahorro en gastos de lavandería, una mayor higiene y comodidad para los trabajadores de los centros sanitarios.

Muchos centros sociosanitarios, clínicas médicas u hospitales cuentan con un espacio concreto destinado al servicio de comidas.

No obstante, debido al estado de salud de algunos pacientes, en ocasiones, es necesario servir la comida en la cama.

En este tipo de situaciones, debemos tomar una serie de medidas para evitar que el servicio de comidas suponga un impedimento en la actividad habitual del centro.

La mayoría de los centros sociosanitarios, clínicas u hospitales ya cuentan con mesas especiales, con el objetivo de ensuciar lo mínimo posible el espacio de la cama y de la habitación.

Pero, ¿se toman las mismas precauciones respecto a los pacientes? Los baberos desechables son una buena alternativa a los baberos textiles. A continuación, explicamos por qué:

 

 

Características de los baberos desechables

La principal función de los baberos desechables es proteger la ropa del paciente de posibles manchas durante el servicio de comidas.

Para ello, cuentan con una capa plastificada, entre otras capas de celulosa y polietileno, que evita que los líquidos o los alimentos menos sólidos traspasen.

Además, los baberos desechables llevan incorporada una bolsa antivertido que recoge los restos de comida que van cayendo, evitando que éstos pasen al suelo o a la cama.

Mayor comodidad de uso gracias a su carácter desechable

 

 

El carácter desechable de los baberos ofrece una mayor comodidad a los trabajadores de los centros sociosanitarios, clínicas u hospitales.

Así, no tienen que estar preocupándose sobre si el babero que han colocado está limpio de tratarlo después de su uso.

Es tan fácil como coger una unidad, colocarla y desecharla después de su uso. Esto, además de comodidad, incrementa los niveles de higiene, ya que se reduce considerablemente el riesgo de contaminación cruzada.

 

 

Se reducen los gastos de lavandería

 

Los baberos desechables no solo aportan una mayor comodidad e higiene, sino que también contribuyen al ahorro.

¿Cómo? Reduciendo los gastos derivados de la lavandería. Y es que, además de contar el dinero que hemos invertido en detergentes y agua, también debemos contemplar el tiempo dedicado a su limpieza o la gestión que debe hacer el personal desde que retira los baberos usados hasta que éstos salen de la lavandería. Los baberos desechables no requieren mantenimiento y nos evitan inconvenientes como, por ejemplo, eliminar manchas imposibles.

Si quieres más información sobre los baberos desechables, puedes escribirnos a través del formulario de contacto que aparece en la barra lateral y uno de nuestros asesores contactará contigo para resolver tus dudas.

Share This