Las escobas y cepillos Vikan son más seguros porque permiten una codificación de la limpieza y evitan el desprendimiento de las cerdas. 

 

Las escobas y cepillos Vikan han sido diseñados para cubrir las necesidades del mercado; desde la limpieza del rincón más pequeño hasta la superficie más alta. 

La disponibilidad en diferentes durezas, colores y su estructura ergonómica convierte a estos cepillos en utensilios más cómodos de usar por parte de los operarios de limpieza. 

 

Escobas y cepillos con cerdas de diferentes durezas 

Las escobas y cepillos Vikan están diseñados en diferentes durezas para satisfacer las necesidades de limpieza más exigentes. 

Las cerdas blandas son más flexibles y acostumbra a utilizarse para eliminar residuos muy finos como, por ejemplo, el polvo. 

Las cerdas medidas se utilizan para eliminar suciedad algo más incrustada de superficies delicadas o simplemente suciedad ligeramente más compacta que el polvo sobre cualquier superficie. 

 

Mientras que, las cerdas duras son empleadas, sobre todo, para eliminar la suciedad más persistente como, por ejemplo, los restos de grasa. 

Por último, las cerdas también pueden ser partidas. Las reconoceremos porque son algo más flexibles en la punta y son especialmente útiles para retener el polvo. 

En cualquier caso, las cerdas de los cepillos Vikan destacan porque están adheridas con un sistema especial que minimiza su desprendimiento. 

 

Colores a montones para la codificación de la limpieza 

La disponibilidad en diferentes colores de los cepillos y escobas Vikan permite una codificación de la limpieza. Esto se traduce en una mayor seguridad ya que, puede destinarse un color a cada zona de trabajo y evitar así fenómenos como la contaminación cruzada. 

Entre los colores disponibles en algunos modelos se encuentran el rosa, el verde, azul, rojo, blanco, amarillo, naranja, púrpura y negro. 

Éstos, a su vez, permiten generar subclasificaciones utilizándolos con los mangos de colores de Vikan. Por ejemplo, mango blanco y cepillo azul para la zona A; mango blanco y cepillo rojo para la zona B… 

Empuñaduras ergonómicas y muy versátiles 

Las empuñaduras que presentan los cepillos y escobas Vikan han sido especialmente diseñadas para ofrecer la mayor comodidad durante el uso. 

Por lo que respecta a las escobas, en concreto, muchas presentan la rosca para incorporar el mango de forma inclinada. Así, se ejerce menos fuerza para el barrido de líquidos ya que, el cepillo dispone de la posición idónea. 

Muchos de los cepillos que llevan mango incorporado presentan la posibilidad de ser colgados al contener un orificio en su extremo. 

Los cepillos y escobas Vikan destacan, sobre todo, porque son aptos para ser utilizados en entornos que trabajan con alimentos. 

Si quieres información sobre esta línea de productos, ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros expertos te asesorará. 

Share This