La cantidad de microbios que podemos encontrar en el dinero que manejamos a diario es sorprendente y puede reducirse con la higiene de manos.

 

 

El dinero, ya sea en forma de billetes o monedas, recorren grandes distancias al cabo del día apenas sin esfuerzo.

Al pasar por tantas manos distintas, es lógico que el dinero acabe albergando grandes cantidades de microbios.

A continuación, exponemos, en base a diferentes estudios, cuántos microbios podemos encontrar en el dinero, cuánto tiempo pueden sobrevivir sobre estas superficies y cómo podemos reducir los riesgos que ello comporta.

 

 

¿Cuántos microbios podemos encontrar en un billete?

En 2017, el Centro de Genoma y Biología de Sistemas de la Universidad de Nueva York publicó un estudio que demostraba que los dólares de un mismo banco son capaces de albergar hasta 3000 tipos de microbios diferentes.

Esto quiere decir que, en total, el número de microbios que habitan en un billete es notablemente superior, llegando a alcanzar una cifra de 24000, según los casos estudiados.

Pero las monedas y las tarjetas de crédito tampoco se libran de estas colonias de gérmenes.

¿Cómo llegan los microbios al dinero?

 

 

Las personas intercambiamos a diario miles de microorganismos, la mayoría provinientes de fluidos corporales, a los que no damos importancia. Sin embargo, estos se traspasan fácilmente a otras superficies con gestos como, por ejemplo, dar la mano, tocar el pomo de una puerta o manipular dinero.

¿Debemos alarmarnos? No, es totalmente normal convivir con miles de microorganismos, ya que no solo forman parte de nuestro entorno, sino también de nuestro organismo.

No obstante, esto sí que debería servir para tomar mayor conciencia sobre la importancia de la higiene de manos como barrera para frenar esta transmisión.

 

 

¿Cuánto tiempo pueden sobrevivir los microbios en los billetes?

Aunque no existe un dato absoluto para dar respuesta a esta pregunta, otro estudio publicado por la Universidad de Oxford desveló que determinados microbios pueden vivir en el papel del dinero durante un plazo superior a los 10 días.

Los billetes como, por ejemplo, los dólares, están compuestos de algodón y lino. Y esta composición resulta especialmente atractiva para los gérmenes (tanto virus como bacterias), que encuentran en los billetes un hábitat bastante confortable.

Consejos para una correcta higiene de manos

 

 

Como hemos mencionado anteriormente, la higiene de manos es la mejor arma para frenar la propagación de los gérmenes a través de los billetes o hacia los mismos.

Para que la higiene de manos sea eficaz debe durar, al menos, 40 segundos y realizarse con agua y con jabón.

En los casos en los que no sea posible lavar nuestras manos, también podemos disponer de una solución hidroalcohólica para la desinfección.

En esta infografía puedes consultar los nueve pasos necesarios para el lavado de las manos.

Share This