El uso de Equipos de Protección Individual, una correcta formación y lectura de las fichas de datos de seguridad ayuda a evitar riesgos laborales durante la limpieza. 

 

Los operarios responsables de la limpieza se encuentran constantemente en contacto con productos químicos que pueden suponer una amenaza para la salud. 

Entre los riesgos asociados a la manipulación de productos químicos de limpieza se contemplan: 

 

  • Intoxicaciones e irritaciones 
  • Daños musculares derivados de la carga de peso 
  • Riesgos de incendio y daño al medio ambiente 

 

A continuación, vemos las principales afectaciones o riesgos laborales que pueden darse durante la limpieza: 

 

Riesgos por intoxicación o irritación durante la limpieza 

Un contacto frecuente con productos químicos agresivos como, por ejemplo, la lejía, el salfumán, los productos con base de sosa, anti cales o decapantes, pueden derivar en intoxicaciones o irritaciones. 

Éstas pueden ser de tipo local y a corto plazo, pero es posible que los efectos sean de carácter crónico (alergias, sensibilización, etc.), como es el caso de la Sensibilidad Química Múltiple. 

La mayoría de las exposiciones se producen por inhalación, aunque otros agentes como el alcohol de quemar son capaces de traspasar la piel. 

Riesgos asociados a dolencias musculares 

Los dolores musculares por la carga de peso durante la limpieza suponen un riesgo menos visible que el de las intoxicaciones. 

Aun así, las personas que lo sufren, entienden muy bien de lo que hablamos. Durante la manipulación y el transporte de los químicos de limpieza y desinfección, los operarios tienen que lidiar con garrafas pesadas que, en ocasiones, superan los 5 kg. 

Cuando esta acción se convierte en una rutina, acostumbran a aparecer los dolores musculares, generalmente ubicados en la espalda. 

Riesgos por inflamación o explosión 

La mayoría de los productos químicos empleados para la limpieza y la desinfección son corrosivos e inflamables. 

Este hecho hace que su manipulación requiera especial atención por parte de los operarios de limpieza. 

El carácter inflamable de los químicos suele venir indicado en la etiqueta o en la ficha de seguridad de los mismos. No obstante, es importante que la persona encargada de manipularlos esté especialmente formada e informada. 

Las “frases R” en las fichas de datos de seguridad de productos químicos dan información sobre los riesgos del limpiador o desinfectante. Mientras que las “frases S” ofrecen precauciones que debemos seguir para evitar riesgos.

Si necesitas ayuda para entender las fichas de datos de seguridad de los productos químicos puedes consultar este artículo. 

 

Consejos para evitar riesgos laborales durante la limpieza 

 

  • Los productos químicos deben conservarse en sus envases originales. En el caso de transvasarlos, debe mantenerse la etiqueta con la información del producto y los riesgos asociados al mismo. 
  • Los carros de transporte o el uso de envases más pequeños ayudan a reducir los riesgos asociados a las dolencias musculares. 
  • Todo el personal encargado de la manipulación de productos químicos debe estar formado e informado de todos los procedimientos. 
  • Se recomienda utilizar Equipos de Protección Individual (guantes, mascarillas, etc.) durante la manipulación de químicos de limpieza. 
  • Los productos químicos deben estar correctamente clasificados y almacenados para evitar que se echen a perder. 
  • Por supuesto, está prohibido fumar o manipular focos de ignición mientras se usen los químicos. 
  • Ante cualquier duda, debe consultarse la ficha de datos de seguridad. En caso de que ésta no esté completa debemos dirigirnos al fabricante. 
  • Después de la manipulación de productos químicos es esencial lavarse las manos. 

Los químicos de limpieza ecológicos evitan, en la mayoría de los casos, todos estos riesgos. Además, recomendamos limitar las cantidades almacenadas y reponer los productos con mayor frecuencia para ser más efectivos.

Share This