Un buen mantenimiento y almacenamiento de los alimentos en seco en la industria alimentaria es clave para evitar problemas de contaminación cruzada. 

Implantar una serie de prácticas para el almacenamiento en seco (en almacenes y despensas) ayudan no solamente a incrementar los niveles de seguridad alimentaria sino también a agilizar el trabajo operativo.  

Pautas para evitar la contaminación cruzada durante el almacenamiento en seco 

 

  • Inspeccionar el producto que se va a almacenar y, sobre todo, eliminar los embalajes sucios, rotos o en mal estado del espacio de almacenamiento.  
  • Mantener los productos siempre cerrados. Así evitamos que la suciedad y otros elementos contaminantes puedan caer al interior de los alimentos. 
  • Evitar el contacto de los productos con el suelo. Para ello, pueden emplearse estanterías que permiten limpiar por debajo y que sean de un material apto para uso alimentario.  
  • Emplear el sistema PEPS (Primero en Entrar, Primero en Salir) colocando los alimentos más nuevos detrás o debajo para evitar que los productos se caduquen.  
  • No admitir latas infladas o con golpes. Pueden derivar en contaminación bacteriana o química.  

El hecho de que una lata esté inflada indica una posible contaminación antibacteriana a causa de una esterilización incorrecta o la existencia de poros que permiten que el recipiente se llene de gas.

  • Disponer de una zona específica para productos caducados, con golpes, etc. Y etiquetarlos para evitar que se mezclen con los productos en buen estado. 
  • Bajo ningún concepto almacenar productos de limpieza o químicos con alimentos ya que, puede provocarse una contaminación química. 
  • Proteger todo el material que esté en contacto con los alimentos. Se recomienda una termoselladora para un hermetismo total o almacenar los recipientes no reutilizables boca abajo para evitar que la superficie quede expuesta. 
  • Retirar cualquier producto vertido o en mal estado y mantener la correcta limpieza y desinfección del espacio siempre en ausencia de alimentos. 

Como hemos visto, la higiene del espacio y la buena gestión de los alimentos es un aspecto clave durante todo el proceso, no solamente durante la manipulación, a la hora de evitar contaminación cruzada.

Share This