La botella Vikan para la recogida de condensados permite recoger muestras de esta materia en la industria alimentaria para detectar si existe contaminación bacteriana.

 

 

Ya hemos remarcado en más de una ocasión la importancia de mantener a las bacterias a raya en la industria alimentaria.

El principal objetivo de esta acción es garantizar la seguridad alimentaria y, por lo tanto, el bienestar de los consumidores.

En este artículo hablamos de las ventajas y funcionalidades de la botella Vikan para la recogida de condensados en la industria alimentaria.

 

 

¿Por qué es importante recoger condensados?

En las zonas más húmedas de cualquier industria alimentaria, los líquidos tienden a condensarse en determinadas superficies, siendo el secado o evaporación mucha más lenta.

Durante este proceso, las bacterias pueden encontrar en los restos condensados su hábitat preferida para crecer y reproducirse.

La recogida de líquidos condensados en la industria alimentaria tiene como principal función tomar una muestra para poder analizarla posteriormente.

Así, podremos determinar si en estos restos hay presencia o no de gérmenes para poder actuar a favor de la seguridad alimentaria.

¿Cómo funciona la botella Vikan para la recogida de condensados?

 

 

Para poder utilizar la botella Vikan para la recogida de condensados necesitamos un mango con paso de agua y el haragán o recogedor de agua Vikan para condensados.

Al conectar estos tres productos creamos todo un circuito para la recogida de condensados.

¿Cómo funciona? Pasamos el haragán o recogedor de agua por la zona donde hemos detectado que hay restos condensados. El haragán absorbe esta materia, que pasa a través del mango y finalmente acaba cayendo en la botella.

Para que este proceso funcione es necesario que el mango se encuentre en posición inclinada y la botella en la parte inferior. Así garantizaremos que el condensado recogido del techo o de superficies altas caiga por inercia.

Existen dos modelos de mangos con paso de agua que pueden utilizarse con este producto. Uno de ellos es extensible y alcanza casi los dos metros ochenta de altura.

 

 

Características de la botella Vikan para la recogida de condensados

La botella está fabricada en plástico polietileno y cuenta con un acople metálico que conecta fácilmente con los diferentes de mangos con paso de agua.

Tiene una capacidad de 500ml, que es suficiente para recoger una muestra de condensado y analizarla posteriormente.

La superficie de la botella es blanca y no permite ver lo que hay en el interior, pero sí que permite una extracción fácil de la muestra de condensado.

Después de su uso se recomienda limpiarla, desinfectarla y esterilizarla antes de utilizarla nuevamente.

Si quieres más información sobre la botella Vikan para la recogida de condensados, contacta con nosotros y uno de nuestros expertos te asesorará.

Share This