Las esponjas jabonosas actúan como alternativa a la ducha con agua y con jabón en hospitales y centros médicos. Destacan porque son fáciles de usar, proporcionan un plus de higiene al ser desechables y son consideradas un método económico.

 

En posts anteriores hablábamos sobre la evolución de la higiene del adulto encamado en hospitales, centros sociosanitarios, centros médicos…

Hasta hace relativamente poco, los productos que se utilizaban eran reutilizables y, esto, suponía un riesgo a la hora de contraer infecciones. Es por ello que el lanzamiento de las esponjas jabonosas supuso una revolución en el mercado sanitario.  

 

¿Qué son las esponjas jabonosas? 

 

Se trata de bloques de esponja que se impregnan en jabón, se dejan secar y se cortan para después envasarlas de forma individual.  

Actúan como alternativa a una ducha con agua y con jabón que, en ocasiones resulta inviable o inaccesible para el paciente encamado. En ningún caso, las esponjas jabonosas sustituyen a un lavado con agua y con jabón.  

 

¿Cuáles son los beneficios de las esponjas jabonosas? 

 

  • Son cómodas y fáciles de usar por parte del personal sanitario. 
  • Se impregnan en geles dermatológicos que respetan y ayudan a hidratar la piel de los pacientes. 
  • Su carácter desechable proporciona una mayor higiene y reduce el riesgo de que se produzcan infecciones nosocomiales. 
  • Es considerado un método económico por parte de los profesionales de un hospital. 

 

Si quieres saber más sobre las esponjas jabonosas ponte en contacto con nosotros y uno de nuestros expertos te asesorará sobre cuál es la opción que más te conviene para tu negocio.  

Share This