Los ambientadores en carga son ideales para la prevención de los malos olores, mientras que los ambientadores en botella son auténticos aliados a la hora de eliminarlos.

 

Cuando hablamos de ambientadores, la gama no es solamente interminable en cuanto a variedad de aromas, también lo es en lo que respecta a formatos. 

Precisamente, uno de los debates que se mantienen en el tiempo es si es mejor utilizar ambientadores en carga acompañados de un dispensador que puede ser manual o automático o apostar por los ambientadores en botella, que están destinados a ser usados junto con un dispensador manual.  

Lo cierto es que no hay una respuesta absoluta para esta pregunta. Todo depende de las necesidades que presente cada espacio.  

 

Ambientadores en carga para la prevención de malos olores 

 

En Papelmatic recomendamos apostar por las cargas en dispensador automático para aquellos espacios que buscan mantener siempre el ambiente fresco de una forma sostenida en el tiempo sin necesidad de preocuparse. 

Este tipo de sistemas viene expresamente programado para desprender una chispa de buen olor en el aire de forma periódica. Es ideal para oficinas y comercios. 

 

Ambientadores en botella para combatir los malos olores 

 

Por lo que respecta a aquellos ambientadores que se presentan en botella y que más tarde podemos pasar a un dosificador, son recomendamos para enmascarar los malos olores. 

Una escuela sería un buen ejemplo de donde aplicarlo ya que, al presentar un formato líquido y evaporable en vez del gas que contienen las cargas, resulta ser algo menos tóxico.  

 

Nuestro consejo 

 

Como podemos observar, no existe una solución única. Todo depende del uso que queramos darle al ambientador y de los requerimientos que presente nuestro espacio.  

Recordamos, además, que para para eliminación de malos olores de una forma más efectiva y natural, el desodorizante Microdor supone una solución muy recomendable.

Share This