La gran oferta y tipos de suelo que encontramos hoy en día en el mercado ha obligado a los fabricantes de material de limpieza a desarrollar nuevos productos que cumplan con las expectativas de las diferentes superficies.

 

La aparición de diferentes acabados de suelos en los últimos años, ha desembocado en la creación de nuevos útiles y químicos de limpieza que cumplan con los requerimientos de cada pavimento.

Seguramente, a ninguno se nos pasaría por la cabeza aplicar un químico de limpieza abrasivo sobre un suelo de madera, pero… ¿Sabemos cuál es el producto que sí deberíamos utilizar?

 

¿Qué material de limpieza elijo en función del suelo que tenga? 

 

  • Suelos de madera. Los suelos de madera o sus derivados sintéticos son susceptibles de sufrir rayadas y son especialmente delicados ante el contacto con el agua. Por ello, utilizaremos una mopa para la eliminar la suciedad en seco y otra mopa o mocho convencional bien escurrido para el fregado. Por lo que respecta a los químicos de limpieza, se recomienda utilizar jabones neutros diluidos en agua. 
  • Azulejos. Es la superficie por excelencia en baños y cocinas, lo cual se traduce en una presencia mayor de grasa o de gérmenes. En este caso, el abanico de productos de limpieza que podemos utilizar es más amplio pudiendo usar escobas, desengrasantes y productos amoniacales.  
  • Vinilo. Es el suelo de moda del momento. Destaca por las facilidades que presentan en la limpieza, permitiendo el uso tanto de escobas como mopas. En cuanto al fregado, es algo más delicado, obligando a eliminar los restos abundantes de agua de la fregona y restringiendo el uso de químicos en jabones neutros. 
  • Porcelana. Lo importante con este suelo es evitar aquellos productos que pueden producir rayadas. Por ello, evitaremos la escoba y optaremos por mopas de microfibra o algodón. En cuanto al fregado, debe escurrirse la fregona ya que se trata de un material poco poroso que no absorbe la humedad. 
  • Piedra natural. El tratamiento del suelo es exactamente igual que el de la porcelana, a excepción de que se restringe el uso de químicos abrasivos. En su lugar, utilizaremos limpiadores neutros. 

 

Si quieres disponer de esta información de una forma más visual, puedes descargarte nuestra infografía.

Share This