La celulosa es la opción más higiénica para el secado y la limpieza de los restos de sudor en los centros deportivos.

 

La limpieza en los centros deportivos acostumbra a ser bastante frecuente. Aun así, es difícil mantener libres de gérmenes espacios como, por ejemplo, las salas de máquinas. Allí solemos encontrar grandes acumulaciones de sudor que, a su vez, dan lugar a gérmenes que acaban instalándose en las superficies más insospechadas. 

Muchos usuarios llevan consigo toallas que utilizan para secarse el sudor corporal o que colocan sobre las superficies de las diferentes máquinas de musculación mientras realizan ejercicio. 

Pero lo cierto es que esto no es precisamente higiénico; los gérmenes quedan impregnados en la toalla y se traspasan de un lugar a otro (de la máquina a nuestra piel o del mismo punto a otra máquina). 

 

La celulosa, una opción más higiénica que las toallas

 

En lugar de toallas, se recomienda utilizar celulosa, ya sea en forma de bobinas o toallas cortadas de papel. Este método resulta más higiénico porque las bacterias se desechan junto con el papel cada vez que se procede a secar/limpiar una máquina o nuestro propio sudor corporal. 

Para la hacer la experiencia de los usuarios más cómoda, se recomienda instalar dispensadores de papel en diferentes puntos de la sala de musculación. En otro artículo, hablábamos del sistema Katrin Inclusive, una novedosa línea de dispensadores que hace más atractivo su uso gracias a un diseño agradable que, además, contiene textos en braille. 

 

Nuestro consejo 

 

Al instalar dispensadores de papel en la sala de máquinas, también debemos considerar la colocación de un mayor número de papeleras o contenedores para asegurar el correcto desecho del papel “contaminado” 

Por lo que respecta a la celulosa, en Papelmatic disponemos de diferentes tipos: más o menos suave, resistente, grueso… Simplemente debes estudiar tus necesidades para descubrir qué tipo de celulosa se adapta mejor a tu entorno. 

 

Share This