El recogedor B-Fly es el producto ideal para la recogida simultánea de residuos sólidos y líquidos.

 

Algunos entornos como, por ejemplo, hospitales, centros sociosanitarios, bares o comedores presentan problemas en la limpieza al mezclarse residuos sólidos con residuos líquidos. B-Fly ha sido especialmente diseñado para una recogida cómoda y segura de estos residuos. 

 

¿Qué ventajas presenta el sistema de recogida B-Fly? 

 

  • Está formado por un recogedor y haragán, que permite la recogida de residuos tanto sólidos como líquidos sin necesidad de entrar en contacto con la suciedad, evitando así posibles infecciones o problemas de contaminación cruzada. 
  • Su haragán permite una perfecta adhesión al suelo y además facilita su propia limpieza. 
  • Lleva incorporada una bolsa de residuos junto con el recogedor que reduce los problemas de malos olores. 
  • Cuenta con una empuñadura plegable, ergonómica y que además ofrece la posibilidad de ser acoplada a un carro de limpieza. 
  • Ofrece una postura cómoda al usuario durante la recogida de residuos. 
  • Presenta una mayor rapidez en la limpieza que los métodos convencionales. 

 

Además de emplear B-Fly para la recogida de residuos, debe desinfectarse por completo la zona que ha entrado en contacto con la materia orgánica debiendo presentar los desinfectantes de sanidad el Registro DES y los de alimentación el Registro HA. 

Share This