Existen dos tipos de contaminación cruzada: la directa y la indirecta. Para cualquiera de los dos casos existen una serie de pautas que ayudan a reducir el riesgo de que se produzca este fenómeno.

 

La contaminación cruzada es uno de los fenómenos más temidos en los entornos que trabajan con alimentos y los riesgos de que ésta se produzca son mucho mayores de los que imaginamos. La transmisión de gérmenes de una superficie a otra no siempre depende de cómo realizamos la limpieza, sino que tiene mucho que ver con cómo gestionamos los recursos en el espacio. Así, podemos distinguir entre dos tipos de contaminación cruzada. 

 

Contaminación cruzada directa 

 

Es la que se produce de alimento a alimento. Para que esto se produzca, no es estrictamente necesario que los dos productos entren en contacto. Una de las causas más comunes de la contaminación cruzada directa es el goteo que se produce al colocar en el frigorífico una pieza de carne en la bandeja superior y otros alimentos en las bandejas inferiores. Este goteo hace que los gérmenes que habitan en la carne se traspasen a piezas de fruta u otros alimentos aun habiendo distancia entre ellos. 

 

Contaminación cruzada indirecta 

 

Se produce a través de un vector ajeno a los alimentos. Pueden ser los guantes de un trabajador o una tabla de madera limpiada incorrectamente. En este caso, los gérmenes se adhieren a la superficie en cuestión y más tarde se traspasan al nuevo alimento que se manipula. Por eso es tan importante trabajar con materiales desechables en la industria alimentaria. 

 

Consejos para evitar la contaminación cruzada 

 

  • Establecer un código de colores para todos los materiales. Por ejemplo, usar tablas azules para la carne y tablas amarillas para la verdura. 
  • Ofrecer formación continuada a los trabajadores y al personal de limpieza. 
  • Zonificar los espacios de trabajo considerando el riesgo de que se produzca contaminación cruzada. 
  • Almacenar los alimentos por separado y en recipientes herméticamente cerrados. 

 

Puedes descubrir los consejos para zonificar la limpieza de un espacio y descubrir cómo ésta afecta a la contaminación cruzada en este artículo.

Share This