Existen carros de limpieza de muchos tipos. Para elegir el correcto debemos tener claro cuáles son las necesidades de limpieza y desinfección de nuestro espacio.

 

Los carros de limpieza son el elemento perfecto para integrar químicos, útiles y cualquier otro material destinado a la limpieza en un mismo espacio que, además, facilita su transporte. 

La oferta de carros es tan amplia que, en ocasiones, acabamos colapsándonos. Para simplificar nuestro proceso de selección, únicamente debemos estudiar nuestras necesidades. 

La mayoría de veces, la elección se ve más condicionada por las exigencias de higiene y desinfección que por las dimensiones del espacio en el cual se van a realizar las tareas de limpieza. 

Carros de limpieza para necesidades de higiene y desinfección altas 

 

Es el caso de los entornos sanitarios. El carro de limpieza debe de ser de lo más completo: con cubos de diferentes colores para establecer un código concreto, con espacio para colocar varios útiles y, a poder ser, que incorpore el sistema Dosely, un auténtico aliado para la desinfección en hospitales. 

Existen, además, carros antibacterianos que facilitan la limpieza de la propia estructura. Aun así, debemos considerar que en determinados espacios está prohibida la entrada de carros por riesgo de que se produzca contaminación cruzada. 

 

Carros de limpieza para necesidades de higiene y desinfección moderadas 

 

Es el caso de escuelas, oficinas, centros deportivos… Para este tipo de espacios se aconseja igualmente un carro grande que contenga, como mínimo, dos cubos de colores para diferenciar la solución que se aplica en el baño y en la recepción, por ejemplo. 

Además, el carro de limpieza debe ofrecer la posibilidad de incorporar una bolsa de residuos de grandes dimensiones. 

 

Carros de limpieza para necesidades de higiene y desinfección bajas 

 

Es el caso de espacios muy concretos y con pocas superficies que limpiar como, por ejemplo, los pasillos de un aeropuerto o un centro comercial. 

Los carros de limpieza recomendados para estos casos deben de ser ligeros y presentar una estructura básica que incluya la posibilidad de incorporar una bolsa de basura, espacio para el transporte de una escoba o mopa y un cubo con prensa para el fregado 

 

Independientemente de las necesidades de higiene, cualquier carro debe ofrecer la posibilidad de incorporar bolsas de basura, contener elementos de varios colores que ayuden a establecer un código en la limpieza y la incorporación de ganchos para transportar señales u otros utensilios. 

Share This