La composición de los diferentes productos desinfectantes (cloro, alcoholes, amonios, aldehidos o ácido peracético) determina la capacidad de actuación de éstos sobre los diversos tipos de gérmenes (bacterias, hongos, levaduras, virus, esporas o biofilms).

Esta tabla te ayudará a conocer los niveles de toxicidad, el riesgo de corrosión o la potencia contra los gérmenes de cada desinfectante en función de su composición.

 

Share This