Los guantes de nitrilo son resistentes a cortes y roturas, lo cual supone una garantía en cuanto a seguridad en los entornos sanitarios.

 

Hasta hace poco tiempo, el uso de guantes de látex en la sanidad era indiscutible debido a la flexibilidad que éstos proporcionan. Y aunque la flexibilidad sea un requerimiento importante, también entran en juego aspectos como la resistencia o el riesgo de sufrir alergias en la piel.

Es por eso que, desde hace unos años, la balanza ha empezado a decantarse por los guantes compuestos a partir de nitrilo. 

 

Ventajas de usar guantes de nitrilo en sanidad 

 

  • El nitrilo cuenta con un mayor grosor y son mucho más resistentes a cortes y roturas que los guantes de látex. 
  • Son totalmente hipoalergénicos. Esto quiere decir que el riesgo de sufrir alergias o irritaciones en la piel es prácticamente nulo.  
  • Son algo menos flexibles que los guantes de látex, pero aun así garantizan la libertad de movimientos. 
  • Están especialmente preparados para la manipulación de sustancias químicas y material o residuos contagiosos. 
  • Ofrecen una mayor protección ante los agentes patógenos, minimizando así el riesgo de contagios. 

 

Se recomienda especialmente el uso de guantes de nitrilo en zonas o situaciones en las que el riesgo de contagio sea alto. Si quieres probar los guantes de nitrilo en tu negocio solo tienes que ponerte en contacto con nosotros y uno de nuestros expertos te asesorará. 

Además, puedes consultar nuestra infografía sobre qué tipo de guante elegir de acuerdo con las necesidades de cada negocio.

Share This