Anna T. Baldrich, responsable de Relaciones Institucionales de Grupo Papelmatic nos habla sobre la importancia de integrar el factor humano en cualquier corporación tanto para las personas que trabajan en ella como para el posicionamiento de la misma. 

“Debemos pensar que nuestro cliente no es solamente el que nos compra, sino también el compañero que tenemos en la mesa de al lado. Los trabajadores son embajadores de nuestra marca de manera que, con más motivo debemos garantizar un clima de estabilidad y bienestar”, destaca Baldrich.  

El carácter emprendedor y la proximidad con nuestros clientes ha permitido a Papelmatic evolucionar y crecer de forma constante.

Anna T. Baldrich

Responsable de Relaciones Institucionales, Grupo Papelmatic

La responsable de Relaciones Institucionales se muestra satisfecha con el papel que le ha tocado asumir dentro de la empresa y señala que el hecho de que Papelmatic sea una empresa familiar es una de claves de su crecimiento. “El carácter emprendedor y la proximidad con nuestros clientes ha permitido a Papelmatic evolucionar y crecer de forma constante”, apunta. 

Además del “carácter corporativo” Baldrich explica que lo que ha ayudado a crecer a Papelmatic ha sido el hecho de encontrar un producto novedoso y sobre todo el ser constantes y no perder las ganas de innovar. 

Cuando es preguntada por el futuro, la responsable de Relaciones Institucionales se muestra prudente. “Queremos seguir estando al lado de nuestros clientes y ayudarlos a fomentar entornos de trabajo saludables. Pero para ello es importante que la generación que viene sepa qué quiere y hacia dónde vamos”, puntualiza. 

Share This