Las bayetas de microfibra destacan frente a los paños de algodón por su capacidad de absorción y la facilidad con la que arrastran el polvo.

 

La microfibra apareció hace ya un tiempo con el objetivo de desterrar al algodón. Este material compuesto a partir de fibras ultrafinas de poliéster y poliamida, destaca por su gran capacidad a la hora de atrapar el polvo. 

 

¿Por qué las bayetas de microfibra son mejores que los paños de algodón? 

 

  • Presentan una gran capacidad de absorción, lo cual permite su uso con químicos de limpieza. 
  • Arrastran el polvo de forma eficaz. Esto implica una optimización del consumo de material para la limpieza: se requieren menos esfuerzos para obtener unos resultados igualmente eficaces. 
  • No desprenden hilos. Esto evita que tengamos que volver a limpiar después las fibras desprendidas. 
  • Son fácilmente lavables, lo cual es importante para evitar problemas de contaminación cruzada. 
  • Están disponibles en diferentes colores. Esto permite establecer un código específico. 

 

¿En qué situaciones se recomienda usar bayetas de microfibra? 

 

Se recomienda emplear bayetas de microfibra para limpiezas rutinarias y para la eliminación de restos de suciedad ligera o polvo. Por ejemplo, se recomienda su uso en oficinas o centros educativos ya que, las necesidades de higiene y desinfección no son demasiado exigentes. 

 

¿En qué situaciones NO se recomienda usar bayetas de microfibra? 

 

Los considerados entornos críticos como, por ejemplo, los centros sanitarios o la industria alimentaria, entre otros, cuentan con unas exigencias mayores en la limpieza. Ya sea por las afecciones que tiene la misma en el público con el que se trabaja o por el tipo de residuo generado. 

En estos casos, debe optarse por los paños de tejido no tejido, que presentan unas propiedades bastante superiores a las bayetas de microfibra. 

Share This