El diagrama de Sinner indica que para que un proceso de limpieza y desinfección sea óptimo, es necesario que se cumplan 4 parámetros: 

  • Una temperatura lo suficientemente alta para arrastrar la suciedad y acabar con el mayor número posible de gérmenes. 
  • Una acción mecánica lo suficientemente fuerte. 
  • Un espacio de tiempo suficiente para una correcta actuación de las soluciones de limpieza. 
  • La acción química necesaria y adecuada por parte de los productos empleados. 

¿Qué son los sistemas de limpieza por recirculación (CIP)? 

Los circuitos CIP son comunes en industrias de bebidas y consisten en realizar una limpieza y desinfección en el sitio dada la imposibilidad de desmontar la máquina productora. 

¿Cuáles son los pasos para la limpieza y desinfección en circuitos CIP? 

  1. Se realiza un enjuague inicial con la solución recuperada del circuito anterior. 
  2. Se aplica la solución alcalina diluida en agua y en bajas concentraciones a una temperatura más elevada. 
  3. Se realiza otro enjuague para aclarar los restos de la solución alcalina 
  4. Se procede con la solución ácida también diluida en bajas concentraciones en agua caliente. 
  5. Se vuelve a enjuagar para limpiar los restos de la solución ácida. 
  6. Se aplica agua a temperatura ambiente para enfriar el sistema. 

Es importante aclarar que cada industria cuenta con maneras diferentes de proceder, pudiendo omitir algunos pasos. Por ejemplo, las empresas que tratan agua embotellada, cuentan únicamente con un depósito para soluciones ácidas porque no generan residuos en forma de grasa.

Share This