Los profesionales que tratan con productos químicos para la limpieza saben que para realizar las dosificaciones correctas y aplicar el producto de forma segura pueden y deben consultar la ficha técnica y la ficha de seguridad que facilita el fabricante o distribuidor. 

En ocasiones, estos documentos resultan muy difíciles de entender para los profesionales de la limpieza que no cuentan con una formación específica en materia química. 

Partes esenciales de una ficha técnica

A continuación, destacaremos las partes que forman una ficha técnica para entender cada una de ellas y asegurarnos de qué elementos son importantes: 

  • Denominación del producto. Solo existen tres conceptos que definen un producto químico para la higiene: detergente, desinfectante o la combinación de detergente + desinfectante. Por lo tanto, descripciones como “sanitizante”, “higienizante” o “desengrasante para la limpieza y la higiene” no son conceptos válidos. 
  • Dilución recomendada. Toda ficha técnica debe especificar la dilución del producto recomendada para cada tipo de aplicación, así como el tiempo de actuación necesario para cada uno. 
  • Niveles de pH. Como comentábamos, el químico solo puede clasificarse como desinfectante, detergente o una combinación de ambos. El pH nos ayuda a determinar su potencia y es lo que acaba definiendo si la acción del producto es desincrustante o desengrasante. 
  • Color y olor. Estos dos aspectos son muy importantes en industrias como, por ejemplo, la alimentaria. Existen alimentos muy sensibles que absorben el aroma d elos químicos y quedan alterados. Por eso, en este tipo de casos, debemos consultar la ficha técnica y asegurar que se trata de un producto inodoro. 
  • Registro HA. Imprescindible en entornos que trabajan con alimentos y aplicable a desinfectantes. 
  • Número de ROESP. Es un registro esencial, así como los datos de contacto del fabricante o distribuidor. 
  • Envase. Si se presenta en formato de bidón, garrafa, botella… El material del mismo y su capacidad. 
  • Fecha de revisión de la propia ficha técnica. Este dato nos garantizará que la documentación está actualizada. 

Partes esenciales de una ficha de seguridad

Por lo que respecta a la ficha de seguridad, los puntos más importantes a revisar son: 

  • Fecha del documento. Debe ser igual o muy próxima a la fecha de revisión de la ficha técnica. 
  • Apartado 1.2.-Usos previstos o pertinentes. Este apartado nos permite comprobar la descripción de la ficha técnica. 
  • Apartado 2.2-Elementos de la etiqueta. Los pictogramas (en color blanco, rojo y negro), nos permiten conocer algunas características del producto.  
  • Apartado 3-Composición. También nos sirve para comprobar que la ficha técnica sea correcta. 
  • Apartado 4-Primeros auxilios. Información útil para la persona que trabaja con el químico. 
  • Apartado 8.2-Control de exposición personal. Determina los Equipos de Protección Personal (EPIs) que debemos emplear. 
  • Apartado 9.1.-Propiedades físico-químicas. Revisar que el pH, color y olor coinciden con los descritos en la ficha técnica. 
Share This