La lista de normas que tratan de garantizar la seguridad e inocuidad de los alimentos durante su producción en la industria alimentaria es cada vez más extensa. Tal es así que, en ocasiones, resulta difícil tenerlas todas controladas. Por ello, es importante aplicar un filtro previo en el que definamos el ámbito de nuestra actividad. 

A continuación, destacamos la normativa más relevante para la industria alimentaria. Podemos encontrar todas estas normas en su conjunto en el portal EUR-Lex. 

  1. Higiene e inocuidad alimentaria. Aquí podemos consultar la base legal para los llamados prerrequisitos y el Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC). 
    1. Productos alimenticios en general. Podemos consultar la norma RE 852/2004. 
    2. Productos alimenticios de origen animal. Responde a la norma RE 853/2004. 
  2. Peligros microbiológicos (RE 2073/2005). En este punto es donde entran en juego los criterios de seguridad alimentaria e higiene alimentaria. 
  3. Envases primarios. Antes de recubrir una piruleta con un film u otro envoltorio, debemos consultar la siguiente normativa: 
    1. RE 1935/2004 para materiales y objetos que entran en contacto con alimentos. 
    2. RE 10/2001 para materiales y objetos plásticos que entran en contacto con los alimentos.
  4. Peligros químicos. Podemos consultarlos en el reglamento RE 1881/2006. 
  5. Información al consumidor. La norma RE 1169/2011 define los datos que deben contener las etiquetas de los productos alimenticios. 
  6. Control de peso efectivo. La norma RE 1801/2008 establece que, si aparece el símbolo “e” al especificar el peso, el producto ha sido sometido a un tratamiento estadístico y, por lo tanto, el peso indicado se acerca mucho al real. 
  7. Aditivos alimentarios. Podemos consultarlos en el RE 1333/2008 y en el RE 142/2002 si se trata de colorantes y edulcorantes. 
  8. Declaraciones nutricionales. La comunicación publicitaria plasmada en los envases debe estar regulada en base científica. Existen dos normas para este punto. 
    1. El RE 1924/2006 indica las declaraciones nutricionales. 
    2. El RE 432/2012 refleja las declaraciones de propiedades saludables. 
  9. Transporte alimentario. Esta normativa queda resumida en el portal de AECOSAN. El requisito para el transporte alimentario lo cumplen las empresas que posean el RGSEAA con clave 40. 
  10. Uso de biocidas. Para todos los procesos en que se haga uso de biocidas, la empresa en cuestión debe contar con el ROESP. 

Todos estos puntos deben ser considerados no solamente durante la producción y el procesado de alimentos, sino también a la hora de llevar a cabo una correcta limpieza y desinfección en la industria alimentaria. 

Share This